Noticia

El Gobierno destinará 10.000 millones de los fondos europeos al sector del automóvil

3 fotos

Ampliar

25 de noviembre, 2020

Así lo ha comunicado la ministra de Industria, Reyes Maroto, quien explicó como se dividirá tal cuantía.

Probablemente no haya nadie que ponga en entredicho lo mal que ha ido este 2020 para todos los sectores de nuestra sociedad… económicamente hablando. Centrándonos en el de la automoción, el 2020 se convertirá en un año aciago en lo que a matriculaciones se refiere, pues durante la pandemia se registraron ventas nunca vistas desde que se registran.

Te puede interesar: Industria apuesta por la prórroga del Plan Renove

Con la esperanza que estos 365 días acaben cuanto antes, parece que el 2021 comenzará con buenas noticias. Así lo ha adelantado la ministra de Industria, Reyes Maroto, quien ha anunciado que el Gobierno movilizará en torno a 10.000 millones de euros durante los próximos tres años para reactivar el sector de la automoción, que vendría a ser el 14% del fondo de recuperación ‘Next Generation EU’.

Así se repartirán

Uno de los objetivos se centra igualmente en que España cuente con fábricas de baterías.

3 fotos

Ampliar

Según la propia Maroto, “el objetivo de este plan es que la automoción siga siendo palanca de la recuperación económica y social en los próximos años. En definitiva, poner a disposición del sector un instrumento clave como son los fondos europeos”.

Entre los proyectos que se llevarán a cabo gracias a estas ayudas, Maroto ha señalado distintos objetivos. De los 10.000 millones previstos, el 60%, es decir, unos 6.000 millones, está previsto que se destinen al Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos. Para que nos entendamos, vendría a ser la modernización del parque automovilístico, la mejora y ampliación de las zonas de bajas emisiones, una mayor infraestructura de recarga…

Igualmente se contempla que 1.500 millones de euros para vayan a parar a la Hoja de Ruta del Hidrógeno renovable, que será una de las palancas clave de reactivación económica ligadas a la transición energética, junto al despliegue renovable, la movilidad sostenible y conectada o la rehabilitación energética. Por último, se destinarán alrededor de 1.200 millones de euros en “grandes proyectos estratégicos industriales” como puedan ser la implantación de la tecnología 5G o la mejora en la conectividad.

En cuanto a una posible ampliación de la moratoria del protocolo de emisiones WLTP, la ministra ha asegurado que su entrada en vigor no depende del Gobierno de España. Maroto indica que el Ejecutivo no puede retrasarla más pero que sí trabaja en «distintas medidas para poder compensar, minimizar el impacto de esta normativa».

Una respuesta favorable

Tras la celebración de la Mesa de Automoción en Zaragoza, todo el sector del automóvil reclamó un modelo de Industria claro, y un compromiso de que el objetivo final común es la descarbonización y digitalización. Pero aspirando siempre a mantener un objetivo de tres millones de vehículos producidos en España en todo momento y de un mercado de vehículos de 1,5 millones de unidades anuales.

El sector de la automoción en su conjunto, representado por las asociaciones de fabricantes de automóviles (ANFAC) y de componentes (SERNAUTO), y las de distribución y comercialización de vehículos, (FACONAUTO y GANVAM), han advertido hoy en la Mesa de Automoción convocada por el Ministerio de Industria, con la asistencia de otros departamentos del Gobierno, de la necesidad de definir el modelo para la industria de la automoción que se ha de alcanzar a través de la puesta en marcha de las acciones contempladas en el Plan de Impulso a la Cadena de Valor del Sector de la Automoción. El sector valora positivamente que se priorice a la hora de asignar y pedir los fondos europeos y ofrece su colaboración para trabajar en un modelo constructivo para la industria.

El sector entiende que se encuentra en un punto de inflexión muy importante, porque la crisis provocada por la pandemia se va a prolongar previsiblemente en 2021 sin que los apoyos al mercado y la industria estén asegurados después de diciembre de 2020. Además, si no se remedia como han hecho otros países como Francia o Portugal y solicita el sector, la adaptación a la nueva normativa de medición de emisiones de CO2 (WLTP) provocará una subida  del Impuesto de Matriculación (que se abona en función de estas emisiones) muy negativa en este contexto de caída del mercado de al menos un 35% en 2020, la tercera peor de Europa.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche