El futuro de Chrysler

19 febrero, 2009 por

El grupo norteamericano ha presentado un plan de reestructuración que desvela los trazos de su línea de negocio para los próximos años.

El grupo norteamericano ha presentado un plan de reestructuración que desvela los trazos de su línea de negocio para los próximos años.

Chrysler LLC ha presentado su Plan de Viabilidad que incluye planes para fortalecer su línea de producto, completar su actual reestructuración y lograr una reducción en los gastos fijos.


El plan deberá estar terminado el 31 de marzo 2009. El documento entragado al gobierno norteamericano destaca su dirección hacia el cumplimiento de los términos que el Departamento de Tesoro solicita para cumplir con inversiones competitivas y mayor eficiencia en el consumo de combustible.


“Tanto los hombres como las mujeres de nuestra extensa familia, dan gracias a la administración y al Congreso, por la oportunidad de continuar con la solicitud de préstamos federales para apoyar a Chrysler LLC en la reestructuración necesaria para lograr su viabilidad a largo plazo”, dijo Bob L. Nardelli, Presidente de Chrysler LLC. “Entendemos la necesidad de adaptarnos para reducir significativamente las ventas anuales en Estados Unidos y las preocupaciones a nivel nacional relacionadas con la seguridad en la energía y el cambio climático. Creemos en la viabilidad de Chrysler LLC basada en las premisas actualizadas de éste documento, en una reestructuración ordenada fuera de la bancarrota junto con la ejecución de nuestro plan de viabilidad, fortalecido por una alianza estratégica con Fiat, la mejor opción para los empleados de Chrysler, sindicato, distribuidores, proveedores y consumidores. Nuestra gente está ansiosa por reposicionar Chrysler como icono americano y pagar al Gobierno de Estados Unidos y a sus contribuyentes por su fe en nuestro futuro. Consideramos que el préstamo para capital circulante que solicitamos es la alternativa menos costosa, y que ayudará a proveer un importante estímulo a la economía del país y a entregar resultados positivos a los contribuyentes. Este plan asegurará la provisión continua de seguridad social y pensiones para nuestros empleados activos y retirados. Al mismo tiempo continuará protegiendo cientos de miles de puestos de trabajo de calidad en Chrysler , su red de distribución y sus proveedores”.


“Para cumplir con las necesidades de nuestros clientes y las crecientes regulaciones federales sobre reducción de consumo de combustible, Chrysler plantea realizar 24 lanzamientos en 48 meses y el desarrollo de la tecnología eléctrica como estrategia primaria para la eficiencia en vehículos de bajas emisiones, incluyendo la comercialización de un vehículo de propulsión eléctrica en 2010.
 
Desde la presentación de la solicitud del préstamo de 7.000 millones de dólares para Chrysler LLC ha habido una caída sin precedentes en el sector. La continúa falta de crédito tanto a consumidores como a distribuidores conlleva la reducción de operaciones de ventas. Debido a esta continua falta de créditos para el consumidor, estamos revisando la previsión de ventas. Barajamos una previsión de 10.1 millones de unidades para 2009 -supone un retroceso de 40 años para nuestra indústria- y un pronóstico medio de 10,8 millones de unidades para el periodo 2009-2012.


Estas cifras suponen un reducción de 7.2 millones de unidades ó un promedio de 1.8 millones anuales en los próximos 4 años en comparación con nuestras previsiones de diciembre de  2008. Para Chrysler representa una disminución de las ventas de aproximadamente 720.000 unidades ó un promedio de 180.000 unidades por año considerando una participación de mercado del 10%. Esto provoca una disminución de de 18.000 millones de dólares en ingresos y 3.600 millones de dólares en cash flow durante los próximos 4 años.


Basado en estas premisas solicitamos un incremento de la ayuda financiera para continuar nuestro plan de reestructuración. Por tanto, solicitamos un aumento de 2.000 millones de dólares a los restantes 3.000 que estaban comprendidos en el espectro de nuestro plan original presentado el último 2 de diciembre.


El plan de viabilidad contempla la firma de un contrato no vinculante con el fin de lograr una alianza estratégica con Fiat, lo que representa significativos beneficios estratégicos y financieros para los accionistas. El testimonio oral y escrito presentado por Chrysler ante la Cámara de Representantes y el Senado de Estados Unidos en 2008 fija la intención de buscar beneficios derivados de alianzas y asociaciones internacionales. La alianza propuesta con Fiat mejora el plan de viabilidad y proporciona acceso a plataformas de vehículos con mejor eficiencia en el consumo de combustible, mayores capacidades de distribución en mercados en crecimiento y sustanciales oportunidades de ahorro de costes.


La línea de productos Chrysler es un componente clave del plan de viabilidad. En 2010 la compañía lanzará cuatro modelos fundamentales: el Jeep Grand Cherokee, los Dodge Charger y Durango, y el nuevo Chrysler 300C.


Para 2009, el 73% de los Chrysler contarán con una mejor eficiencia en el consumo de combustible. Esta economía seguirá mejorando en 2010 con la introducción del nuevo motor Phoenix V-6, que proporcionará mejoras en la eficiencia del 6 al 8%. Para 2010 está programada una nueva versión híbrida del vehículo más vendido de la compañía, el Dodge Ram. El primer Chrysler impulsado por electricidad también está programado para 2010, seguido de otros impulsados con idéntica tecnología.


La alianza propuesta con Fiat ayudará a lograr estos estándares, al tiempo que pernitirá acceder a plataformas más pequeñas y eficientes, así como a nuevas tecnologías. La alianza permitirá reducir gastos y fortalecer el compromiso con el desarrollo de una cartera de modelos que cumplan con los objetivos ambientales y de seguridad energética.


En definitiva, Chrysler LLC ha reestructurado su negocio a fin de mejorar su competitividad, calidad y productividad. En 2008 redujo costes fijos alrededor de 3.000 millones de dólares, eliminó 32,000 puestos de trabajo -37% desde enero de 2007-, suprimió 12 turnos de producción en diversas factorías, dejó de fabricar 1.2 millones de unidades -más del 30%-, canceló la producción cuatro modelos, eliminó activos no rentables por valor de 700 millones de dólares, mejoró su productividad para igualar a Toyota, logró la menor tasa de reclamaciones de garantía en la historia del grupo y registró el menor número de medidas de servicio de producto entre los líderes de fabricación de automóviles.


Para 2009 planea reducir costes fijos en 700 millones de dólares, reducir un turno de fabricación, 3.000 puestos de trabajo, cancelar tres modelos, reducir en 100.000 unidades la capacidad de producción y vender 300 millones de dólares de activos no rentables adicionales.


La compañía cumplirá las restricciones establecidas en la sección 111 de EESA relativas a los privilegios y compensaciones a ejecutivos. Además, ha suspendido bonos de incentivo y aumentos de salarios, y ha eliminado los beneficios por seguro de vida y planes de pensiones.


También logrará ahorro de costes y una liquidez más eficiente mediante diversas iniciativas que incluyen la reducción de márgenes de distribuidores, la eliminación de carga de combustible en vehículos nuevos y la reducción de márgenes de contratos por servicios.
 
En relación a los sindicatos, los acuerdos firmados -aún no ratificados- relativos a las Modificaciones Laborales UAW cumplen con los requisitos establecidos por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Una vez aplicadas proporcionarán una estructura de costes laborales competitiva respecto a otros fabricantes.


Por su parte, los acuerdos con los proveedores contemplan negociaciones para lograr significativas reducciones de costes, lo que hará posible lograr el objetivo de ahorro. Chrysler apoya las propuestas de las asociaciones de proveedores, que proporcionarán una garantía al gobierno respecto a las cuentas por pagar a OEM.


Por último, anticipa que los titulares de la segunda Deuda de Gravamen estarían de acuerdo en convertir sus deudas en capital. La firma espera reducir aún más su deuda pendiente de 5.000 millones de dólares. Además de fortalecer el balance general a largo plazo, la reducción proporcionará un flujo de efectivo inmediato mediante ahorros en intereses de entre 350 y 400 millones de dólares por año.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba