Noticia

El fraude profesionalizado se multiplica por seis en los seguros en 2014

Ampliar

16 de marzo, 2015

El fraude al seguro se profesionaliza y aumenta su organización con la intervención de bandas especializadas. Esta ha sido una de las conclusiones del II Mapa AXA del fraude en España, que también ha señalado que los casos de fraude tienen un importante impacto en la prima que pagan los clientes en sus pólizas.

El fraude organizado aumentó en más de un 600% durante el pasado año 2014 cuando se detectaron 45 casos, frente a los 7 registrados en el ejercicio anterior. Pese al espectacular repunte, este tipo de fraude, el más peligroso y costoso,  solo supone el 1% de los intentos de fraude evitados, según el II Mapa AXA del fraude en España.

¿En que consiste el fraude organizado?

El fraude organizado es perpetrado por bandas o tramas organizadas especializadas en estafar a los seguros. Además, en ocasiones cuentan con el apoyo de profesionales del sector. La indemnización media que reclaman las tramas en sus siniestros es de 6.000 euros.

Dos ejemplos de fraude organizado

  • Un grupo de feriantes y propietarios de talleres que se encargan de comprar vehículos en mal estado fingían robos, incendios o siniestros totales para sacar un beneficio económico.
  • Una trama se dedicada a contratar seguros online con datos ficticios y posteriormente tramita toda una serie de siniestros de pequeños importes también on line, confiando en que esta vía no era objeto del mismo rigor que la contratación mediada.

Otros tipos de fraude: ocasional y premeditado

El fraude ocasional, aquel que aprovecha la realidad de un siniestro para introducir daños anteriores, se ha mantenido como la práctica más habitual, aunque con un descenso del 1,2% en el año 2014. Este tipo de fraude es principalmente de baja intensidad, en el que el objeto del fraude en el 71% de las ocasiones es inferior a 600 €. A este le sigue el fraude premeditado, que ha supuesto el 42% de los casos y cuyas indemnizaciones llegan a los 4.500 euros.

Ejemplo de fraude ocasional u oportunista

Daños anteriores no causados en el siniestro real en cuestión. Es el típico caso de asegurados con pólizas a terceros que tiene un siniestro real. Lógicamente son inocentes, pero aprovechan el siniestro para tratar de incorporar daños anteriores incluso con versiones, en ocasiones, un tanto rocambolescas, como rebotes contra algún objeto, doble golpe del vehículo contrario o similar.

La crisis genera un contexto para que “aumente el número de personas con tentanción a defraudar”, ha señalado el responsable de Gestión del Fraude y Recobros de AXA, Arturo López. Así, aunque el estudio refleja que la tendencia se ha suavizado, la tasa de fraude ha pasado del 0,95% en 2012 al 1,2% en 2014.

La detección de los casos de fraude tiene un importante impacto en la prima que pagan los clientes en sus pólizas, de modo que en 2014 ha supuesto un ahorro del 4,9% en el seguro del automóvil, lo que equivale a unos 17 euros anuales.

¿Cómo se detecta el fraude?

En este contexto de aumento del fraude, se ha optado por una mayor inversión en nuevas tecnologias y formación de sus empleados para evitar este tipo de prácticas delictivas, con un incremento del 4% del importe ahorrado por impedir los fraudes, hasta los 60 millones de euros.

La compañia ha puesto en marcha un programa de formación continua a sus colaboradores y proveedores para facilitar la detección de situaciones sospechosas. Algunas de las aplicaciones de detección interna consisten en reglas de negocio automáticas que permiten identificar situaciones sospechosas que requieren de un mayor análisis.

Las nuevas fórmulas de peritación, a través de técnicas avanzadas, permiten controlar con mayor precisión los elementos mecánicos del vehículo, así como obtener toda la información digital de la utilización de dicho vehículo.

Además, AXA ha destacado la aparición de nuevos profesionales, como los científicos de datos, gracias a los cuales se han detectado casos en los que, por ejemplo, se realizaban varias denuncias desde un mismo teléfono.

Por supuesto, la aseguradora colabora con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la persecución y lucha contra el fraude.

El sector automovilístico aglutina el 67% de los intentos de fraude al seguro, aunque ha sido el que menos ha crecido en el año 2014 (+6%).

Por comunidades autonómas, Andalucía ha experimentado la mayor subida, con un 50% de los casos en los últimos dos años, (2,04%) Por otro lado, Madrid ha sido la Comunidad con una menor tasa, hasta el 0,5%.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • Emilio

    hola me dirigo a vosotros por el motivo de que me han cambiado la luna delantera, pagandola yo ,, y estoy a la espera de que me ingreseis el dinero en mi cuenta pero nada, y hace ya mas de un mes,, y vosotros si que day la lata cuando hay que pagar el recibo mandais un monton de cartas ,, cuando el recibo lo tengo ya pagado,, espero noticias de vosotros porque no ingresais el dinero tan rapido como vosotros ecijen el pago del recibo,–

  • Fran

    Si los estafan es porque quieren, ejemplo:
    Soy de LDA doy un golpe leve en que soy culpable, en el coche contrario van dos personas que no sufren daños. Al cabo del tiempo aparecen tres personas con daños graves ocasionados en el accidente, hay un juicio y representa a la compañía un abogado que ni siquiera me cita a declarar. Conclusión sentencian a LDA a indenmizar 15000 euros por daños corporales.

  • Jose

    Habría que comentar también cuando las compañías con el tema de los acuerdos entre ellas y son las que tiene que indemnizar a su propio asegurado, y te ponen pegas y mas pegas con los daños producidos que no se corresponden al siniestro. Tengo una anécdota en que estando el coche saliendo del taller RECIEN PINTADO POR EL SEGURO, me dan un golpe en el lateral otro coche y me dice mi propia compañía que los daños no se corresponden porque ya los tenia. Hasta con las fotos recién hechas antes de sacarlo decían que los daños no se correspondían. Son unos linces los de Línea Directa y sus peritos en Málaga unos «grandes profesionales»

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche