El ESP de serie evitaría un 30% de los accidentes

5 diciembre, 2005

Los sistemas de ayudas electrónicas a la conducción (ABS y ESP) contribuirían a reducir un 30% los accidentes por frenada y esquiva, en caso de que todos los vehículos lo incorporaran de serie, según un estudio realizado por la revista Autopista.

Los sistemas de ayudas electrónicas a la conducción (ABS y ESP) contribuirían a reducir un 30% los accidentes por frenada y esquiva, en caso de que todos los vehículos lo incorporaran de serie, según un estudio realizado por la revista Autopista.

Los sistemas de ayudas electrónicas a la conducción (ABS y ESP) contribuirían a reducir un 30% los accidentes por frenada y esquiva, en caso de que todos los vehículos lo incorporaran de serie, según un estudio realizado por la revista Autopista.


Si se llega a un acuerdo para la incorporación obligatoria del ESP, que en la actualidad se ofrece como opción en muchos modelos, la revista calcula que para 2010 se podría reducir en 1.170 el número de fallecidos en España, así como un ahorro de 2.500 millones de euros. Los ensayos practicados, con y sin estos sistemas, en el circuito de Albacete entre conductores medios, determinaron que dos de cada siete errores en las maniobras de emergencia no se dieron con el programa electrónico de estabilidad (ESP). Además, todos los conductores consiguieron mantener durante las pruebas el control del coche al frenar en curva mientras esquivaban un obstáculo imprevisto con el ESP, en tanto que mostraron una mayor seguridad al volante cuando sabían que contaban con el apoyo de este dispositivo.


No obstante, aquellos conductores que se mostraron “excesivamente confiados” por llevar este sistema, no pudieron controlar el vehículo y fallaron la prueba, aún contando con ayudas. En concreto, se realizaron 48 ensayos sobre pavimento deslizante, simulando tres tipos de frenadas de emergencia que pueden darse en carretera: en línea recta, en curva, y en curva mientras esquivaban un objeto.


Dispositivo de eficacia demostrada
Entre las conclusiones ofrecidas por la revista destaca que el control de estabilidad es un dispositivo de seguridad de demostrada eficacia en la reducción de accidentes por pérdida de control del vehículo. Asimismo, este elemento de seguridad imprescindible, debería venir de serie en todos los coches, según ´Autopista´, que destacó, no obstante, que “el ESP por sí solo no evita accidentes”. Por último, resaltó que la tendencia actual es a aumentar la incorporación del ESP como elemento indispensable para reforzar la seguridad del coche, siguiendo las directrices marcadas por la Unión Europea en cuanto a la reducción de la siniestralidad a la mitad para 2010.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba