Noticia

El ‘dummy’ a prueba de bombas

4 fotos

Ampliar

05 de mayo, 2015

Se inventa el primer ‘dummy’ preparado para estudiar los efectos de una posible explosión que afecte a un coche militar. Pero lo curioso no es eso, sino el funcionamiento del dispositivo para recrear semejante situación…

Todos más o menos sabemos lo que es un ‘dummy’. Esos simpáticos muñecos a tamaño real que diversas empresas utilizan para simular accidentes de todo tipo. Con estos experimentos se logran después desarrollar tecnologías que nos protejan lo más posible ante un posible accidente.

Lo que a lo mejor ya no sabes es que es necesario un ‘dummy’ diferente para cada acción que se quiera reproducir. Es decir, los que permiten estudiar las consecuencias de un accidente de tráfico tienen unas características, mientras que los que están destinados a reproducir los efectos de un atropello tienen otras.

Dicho esto, hoy te presentamos el ‘dummy’ más espectacular hasta la fecha… ¡uno con fines explosivos! No pienses que nuestro nuevo amigo va a parecer una ‘mascletá’, más bien todo lo contrario. Llega preparado para analizar las consecuencias que tiene para el cuerpo humano una explosión en ámbito militar con un vehículo de por medio. Y aquí podéis imaginaros cualquiera de las horrendas variantes que se pueden dar en una contienda bélica.

Para este fin, DTS -empresa desarrolladora del ‘dummy’- ha empleado una serie de sensores especiales que van instalados en el interior del propio dummy, y que grabarán y medirán todos los parámetros necesarios para hacer lo más seguros posibles los coches militares. Estos sensores tienen un tamaño muy pequeño, ya que tienen que ser colocados como decíamos dentro del ‘dummy’, sin poder interferir en ninguna de sus articulaciones para no falsear el resultado. Y es que ya veis que dentro de su simpático aspecto, los ‘dummies’ son auténticas obras de ingeniería.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche