El destino de Opel según Carlos Tavares: dejar de perder dinero en 2020

El destino de Opel según Carlos Tavares: dejar de perder dinero en 2020

10 noviembre, 2017

Hacer de Opel una marca rentable después de casi dos décadas acumulando pérdidas año tras año (y eso que en estos últimos 20 años se incluyen épocas con las ventas más abultadas de la historia) es el objetivo de PSA con su nueva marca. Carlos Tavares ha anunciado un ambicioso plan de futuro para lograrlo y deja claro que lo hará sin despidos ni cierres, verás cómo.

Desde que PSA anunció que compraba Opel/Vauxhall a General Motors se han despertado mil y una teorías sobre la viabilidad de este acuerdo. A primera vista podría parecer que en esta venta sólo había un beneficiado, GM, que llevaba años deseando quitarse de encima a la marca alemana tras casi dos décadas en números rojos.

Pocos veían sentido a que un grupo automovilístico contase con 4 marcas con gamas prácticamente idénticas y que compiten directamente entre ellas (Citroën, DS, Opel y Peugeot) y el anuncio de Volkswagen de su intención de diferenciar más a sus marcas VW, Seat y Skoda todavía daba más la razón a esta teoría. Para la mayoría, la única razón de ser de Opel en el grupo PSA es tener una marca para el mercado alemán (el más importante de Europa), donde los modelos franceses no acaban de tener la penetración ideal.

Gamas demasiado parecidas, una marca que lleva 17 años consecutivos en números rojos… se ha dicho de todo, así que para acallar rumores y tranquilizar a sus empleados, Carlos Tavares (CEO de PSA), y el consejero delegado de Opel/Vauxhall (Michael Lohscheller ) anunciaron ayer cuál será el futuro de Opel dentro del grupo francés y calmaron los ánimos afirmando que no habrá despidos ni cierres de fábricas, pero que la marca tendrá que ser rentable en 2020.

Programa PACE! para el futuro rentable de Opel

El GSi tiene un toque muy seductor.
El Opel Insignia no ha podido desarrollarse sobre la plataforma EMP2 y su vida comercial marcará el punto de inflexión de la marca dentro de PSA.
Ampliar

Para lograr el objetivo planteado por los responsables, la hoja de ruta (llamada PACE!) presentada por los dos responsables es muy ambiciosa y se basa en los siguientes pilares:

  • Emplear las plataformas del grupo PSA: una de las formas de reducir costes es minimizar el número de plataformas diferentes dentro del grupo y las elegidas son las francesas. Esto tiene lógica, pero se plantea una pregunta y es qué pasará con el Opel Insignia que acaba de lanzarse al mercado y que no ha podido desarrollarse sobre la plataforma EMP2 del grupo PSA sino que cuenta con una propia. El resto de modelos están ya en una fase avanzada de su vida comercial, de modo que sí tiene lógica que poco a poco vayan siendo sustituidos por nuevos con plataformas PSA de aquí a 2020, alargando el plazo hasta 2024 (seguramente por la vida comercial del Insignia), año en el que sólo se emplearán las plataformas modulares del grupo francés (EMP2 y CMP de momento).
  • Unificar mecánicas: dentro de grupo también han estimado que los motores de PSA son más eficientes y modernos que los de Opel/Vauxhall, de modo que también se irán adaptando las gamas para el uso de estos motores y reducir las variables.
  • Reducir los costes en 700 euros por coche: Opel/Vauxhall mejorará su competitividad a través de la reducción de costes y gastos, consiguiendo un ahorro de 700 euros por coche fabricado para 2020, mientras que la eficiencia en las áreas de marketing subirá un 10% y la relación de gastos administrativos y generales sobre la cifra de negocio pasará del 5,6% al 4,7%. Al mismo tiempo, el plan estratégico, impulsado por Carlos Tavares, contempla una “alineación” de los costes laborales con la facturación “al nivel de las mejores referencias de la industria” y una optimización de los procesos de I+D e inversiones en bienes de capital (CapEx) entre el 7% y el 8% de los ingresos de Automoción, procesos de fabricación y administración en 2020 y la liberación de capital de trabajo de 1.200 millones de € en 2022.
  • Bajar el punto de equilibrio a 800.000 coches: en la actualidad, para que un modelo sea rentable para la marca tiene que vender más de un millón de unidades. El objetivo es reducir este punto de equilibrio a 800.000 unidades y que en 2020 se gane un 2% en cada coche, cifra que debería aumentar hasta el 6% en 2026. En la actualidad, la rentabilidad media de los modelos del grupo PSA está, precisamente, en ese 6%.
  • Electrificación y bajas emisiones: el grupo quiere que en Opel se apueste por los modelos eléctricos e híbridos enchufables. Esto es algo lógico pero lo razonable es que también el resto de marcas del grupo lo hagan si quieren competir en un mundo en el que cada vez más países anuncian su veto a los motores de combustión para el año 2025. En el ejercicio 2020, la firma automovilística contará con cuatro líneas de producto electrificadas, entre las que se incluirán el GrandLand X híbrido enchufable y la próxima generación del Corsa, que contará con una variante eléctrica.
  • Redistribución de la producción: mejora de la competitividad motivará nuevas asignaciones de vehículos a sus plantas, aumentando la tasa de utilización de las mismas en la próxima década. Además, Opel/Vauxhall usarán las dos plataformas de vehículos del Grupo PSA, denominadas CMP y EMP2. Inicialmente, está previsto lanzar un todocamino en el centro de Eisenach (Alemania) en 2019 y un modelo del segmento D en la factoría de Rüsselsheim, al tiempo que también se hará una transición de los motores de General Motors hacia los del Grupo PSA. Además, todos los modelos de la firma se diseñarán en Rüsselsheim y se reducirá el número de plataformas que usará Opel/Vauxhall de 9 a 2 en 2024 y las cadenas de tracción, de 10 a 4.
  • Abrirse a nuevos mercados: desde 2024, todos los modelos de turismos de Opel/Vauxhall se basarán en arquitecturas conjuntas del Grupo PSA. Las marcas pondrán a la venta nueve modelos hasta 2020 y llegarán a más de 20 nuevos mercados de exportación en el año 2022 y explorarán oportunidades de exportación rentables a medio plazo en mercados de fuera de sus regiones tradicionales.
  • Vehículos industriales ligeros: en el campo de los vehículos comerciales ligeros, la corporación también lanzará nuevos modelos y entrará en nuevos mercados para aumentar sus ventas un 25% en 2020 en comparación con 2017

 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba