Noticia

El Gobierno aprueba la ampliación del Plan PIVE

2 fotos

Ampliar

25 de octubre, 2013

El Consejos de Ministros da luz verde a la extensión del Plan PIVE de incentivos a la compra de automóviles eficientes, con una dotación económica de 70 millones de euros. El Gobierno espera que la recaudación fiscal por el nuevo programa ascienda a 200 millones de euros.

El Gobierno ha aprobado la extensión del Plan PIVE 3, que incentiva la compra de automóviles a cambio de achatarrar uno antiguo, y que cuenta con una dotación de 70 millones de euros. La principal novedad de este nuevo programa es una modificación para dar entrada en el mismo a los vehículos adaptados para personas con movilidad reducida. Para este caso, la ayuda será de 3.000 euros, idéntica a la que pueden recibir las familias numerosas que compren un coche de más de cinco plazas. El precio de los automóviles adquiridos no debe superar los 25.000 euros sin IVA (30.000 euros para más de cinco plazas y familias numerosas). El vehículo entregado para el achatarramiento debe ser un turismo de más de diez años o un comercial ligero de más de siete años.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció el pasado día 17 la aprobación del nuevo Plan PIVE, que se puso en marcha por primera vez en septiembre de 2012, y explicó que la idea es que se prolongue hasta final de año.

Hasta ahora, el plan ha contado con una financiación de 220 millones de euros en ayudas, de los que se han beneficiado 220.000 propietarios de automóviles, a razón de 75 millones en su puesta en marcha, otros 75 millones en el caso del PIVE 2 y 70 millones más para el PIVE 3, puesto en marcha el pasado 1 de agosto y que ya se ha agotado. Con la asignación de estos 70 millones de euros adicionales, el Gobierno espera mantener los incentivos a la compra de coches hasta fin de año.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, destacó el éxito de las tres primeras convocatorias del PIVE, que han propiciado la creación y el mantenimiento de empleo, y han permitido renovar cerca de 300.000 vehículos, con un ahorro de 105 millones de litros de carburante al año y de 210.000 toneladas anuales de CO2.

Nueva edición del Plan PIVE.

2 fotos

Ampliar

Recaudación fiscal de 200 millones de euros

Este plan generará una recaudación fiscal de 200 millones de euros, según las estimaciones de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles (Anfac), que prevé que de los 70.000 turismos que se comercializarán gracias a la misma, un total de 26.000 unidades corresponderán a la demanda adicional generada por la iniciativa.

Asimismo, se espera que la recaudación fiscal que se generará exclusivamente gracias a la demanda adicional que promoverá el programa de incentivos a la compra de coches alcance los 74 millones de euros y la generación de 800 millones de euros en toda la cadena de valor relacionada con el automóvil, por un efecto de inducción sobre aseguradoras, publicidad u otros sectores.

Plan PIMA Aire 2

El Consejo de Ministros aprueba también una modificación del Plan PIMA Aire de incentivos a la compra de turismos y vehículos comerciales para pymes y autónomos, de forma que los clientes particulares también pueden beneficiarse de las ayudas.

El Gobierno puso en marcha el PIMA Aire el pasado mes de febrero, con una dotación de 38 millones de euros, con el objetivo de que pymes y autónomos renovaran entre 35.000 y 50.000 vehículos comerciales de sus flotas por otros nuevos más eficientes.

Posteriormente, en agosto pasado, el Ejecutivo introdujo una primera modificación del programa, que desde entonces incluye también turismos con un precio máximo antes de impuestos de 30.000 euros. Además, se extendieron los incentivos a usados con una antigüedad de menos de un año. No obstante, se mantuvo la restricción de las ayudas a los particulares.

Ahora, el Consejo de Ministros pone en marcha una segunda modificación del PIMA Aire, que comprenderá de esta forma turismos y vehículos comerciales tanto nuevos como usados, dirigidos a pymes, autónomos y particulares, y ayudas para la adquisición de motocicletas, ciclomotores y bicicletas eléctricas.

El Plan PIMA Aire extiende además el plazo para la presentación de las solicitudes hasta el agotamiento de los fondos (se han consumido 18  de los 38 millones de euros), según Sáenz de Santamaría. El programa inicial contemplaba su finalización con fecha 31 de diciembre de 2013.

Las ayudas para vehículos eléctricos serán de 600 euros para las motocicletas (400 aportados por Medio Ambiente y 200 por el concesionarios) y de 350 euros para los ciclomotores (250 del Gobierno y 100 del concesionario). A cambio, habrá que achatarrar un vehículo de igual categoría con más de cinco o siete años, en función del tipo.

En caso de que no se entregue a cambio un vehículo para el achatarramiento, los incentivos se reducen a 500 euros para motocicletas y a 300 euros para ciclomotores, en ambos casos eléctricos. Por su parte, el incentivo para comprar bicicletas eléctricas -con una autonomía de entre 20 y 60 kilómetros y batería que no sea de plomo ácido- será de 200 euros.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche