Noticia

El concurso de acreedores de Saab llega a su fin

Ampliar

14 de junio, 2012

El concurso de acreedores de Saab está ya finiquitado y la mítica fábrica de aviones que aportó novedades como los lavafaros, asientos calefactables, parachoques deformables, refuerzos en las puertas... contribuyendo al automóvil que hoy conocemos, acabará produciendo coches eléctricos bajo el amparo chino.

Aunque se debe intentar ver el vaso medio lleno y por lo menos la noticia es que Saab tiene garantizada una salida, lo cierto es que la opción planteada por el administrador concursal no soluciona el mayor de los problemas: Trollhättam (la región de Suecia donde está la principal factoría) es, en estos momentos, la zona más deprimida y con las cifras de paro más altas de la historia en el país del norte.

Finalmente Saab producirá vehículos eléctricos como propiedad del grupo chino National Electric Vehicle Sweden NEVS. Esta empresa se creó con capital chino específicamente para optar a la compra de lo que queda de la mítica marca aeronáutica, en situación concursal desde hace varios meses.

Los planes de NEVS pasan por la fabricación de automóviles eléctricos, un sector que por el momento cuenta con una demanda muy baja y que, por lo tanto, exige una capacidad productiva muy inferior a la disponible en Trollhättan, de manera que no solucionará el problema económico grave que atraviesa la comarca.

El primer automóvil de esta nueva etapa deberá estar listo en 2014 y para lograrlo tomarán como base parte de la plataforma ya desarrollada y amortizada del Saab 9-3.

Por su parte, Saab España continúa su andadura independiente garantizando el suministro de piezas y la red de reparación para el correcto mantenimiento del parque de vehículos Saab censados en nuestro país y que se cifra en unos 60.000 vehículos.

Vídeo de la concentración española We are many, we are Saab

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • Rubén

    Yo también soy SAAB aunque no lo tenga por que me gustaría trabajar en su fabricación y diseño.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche