Noticia

El BMW i8 nos dice adiós

9 fotos

Ampliar

23 de marzo, 2020

Lanzado en 2014 como una auténtica revolución, el BMW i8 dirá adiós durante este 2020 una vez que su cadena de montaje acabe de ensamblar la unidad 200 de la edición especial Ultimate Sophisto Edition.

Hay historias que no queremos oír y finales que nunca deseamos que lleguen pero, por desgracia para los amantes de los coches, acaban llegando. Nos referimos al BMW i8, aquel superdeportivo adelantado a su época que nos cautivó hace ya seis años y que volvió a hacerlo durante el año pasado al sacar su carrocería descapotable, el i8 Roadster. Sí, porque el deportivo híbrido enchufable (tiene la etiqueta CERO) nos dice adiós.

Te puede interesar: Subastan un BMW i8 Roadster 4Elements

Y lo hará una vez que BMW haya ensamblado de manera artesanal el último de los 200 BMW i8 Ultimate Sophisto Edition del que ya se fabricó una unidad durante el pasado mes de diciembre para celebrar la unidad número 20.000 del deportivo alemán. Sí, porque pese a su exclusividad y coste, el BMW i8 se ha convertido en uno de los modelos deportivos de la firma más exitosos de todos los tiempos. Tal es así que obviamente, BMW ha decidido incluirlo en su particular Hall of Fame (Salón de la Fama) en la que ya lucen joyas tan míticas como el BMW M1 o el BMW Z8, de los que solo se construyeron 399 y 5.000 unidades, respectivamente.

BMW i8: Pionero deportivo

En 2018 la gama se amplió con la llegada del i8 Roadster.

9 fotos

Ampliar

El BMW i8 comenzó su historia de éxito mundial como una simbiosis única de diseño futurista y tecnología pionera. Presentado en el Salón de Fráncfort de 2013 junto con el BMW i3 y el MINI Cooper SE, fue el primer modelo híbrido enchufable de BMW y el encargado de allanar el camino para que la marca desarrollase dicha tecnología, llegando a ofrecer actualmente un sinfín de alternativas electrificadas, ya sean eléctricas puras, híbridas enchufables o mediante hibridación ligera llegando así a los 25 modelos hasta 2023.

El BMW i8 fue el primer vehículo deportivo del mundo que se desarrolló teniendo en cuenta la sostenibilidad desde el principio. La combinación de una celda de pasajeros hecha de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP) con un chasis de aluminio fue tan revolucionaria como la interacción controlada de forma inteligente del motor de combustión y el motor eléctrico.

En el caso del i8 Roadster estrenado en 2018, se utilizaron procesos de producción innovadores en la construcción de la capota de lona. Por primera vez, las partes de conexión de aluminio del mecanismo de capota suave a la carrocería se fabricaron utilizando un nuevo tipo de proceso de impresión 3D.

El resultado, un rendimiento de conducción de un vehículo deportivo de primera clase, generando 374 CV en su última actualización con 4,4 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, combinado con un consumo promedio de combustible a nivel de vehículo pequeño al homologar únicamente 2,1 l/100 km.

Cifra que se obtiene al poder circular durante 55 kilómetros en modo 100% eléctrico, utilizando únicamente el motor síncrono de 143 CV (105 kW) el cual emplea la energía almacenada en la batería de alto rendimiento de iones de litio con 11,6 kWh de capacidad.

 

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche