Noticia

Logroño comienza a señalizar la presencia del radar móvil

2 fotos

Ampliar

18 de febrero, 2013

Logroño anunció hace unas semanas que, al contrario que otras ciudades, informaría a los conductores de la presencia del radar móvil con la intención de aumentar la seguridad y no la recaudación.

El Ayuntamiento de Logroño ha señalizado las ocho calles de la ciudad en las que actuará el radar móvil y que han registrado mayores índices de velocidad en la campaña de preaviso y, a partir del próximo día 20, comenzará a sancionar a los conductores que excedan la velocidad permitida en las mismas.

Los concejales de Interior, Miguel Sáinz, y de Participación Ciudadana, Ángel Sáinz Yangüela, han presentado las señales que se han colocado en algunas calles de la ciudad y que avisan a los conductores de que son vías susceptibles de ser sancionadas por el radar móvil.

El edil de Interior ha recordado que el radar móvil en la ciudad funciona desde el pasado mes de noviembre y ahora se ha decidido señalizar las calles en las que se han registrado mayores índices de velocidad: avenida de Burgos, Lope de Vega, avenida de la Paz, avenida de Madrid, avenida de La Sierra, Nevera, Portillejo y Secuellas.

Logroño cree que informar de la presencia del radar móvil mejora la seguridad vial.

2 fotos

Ampliar

«El único objetivo que perseguimos es mejorar la seguridad vial en la ciudad, por lo que hemos mantenido la campaña de preaviso durante varios meses para que el ciudadano vaya concienciándose», ha detallado. Ahora, se procede a la señalización de las calles en las que Policía Local ha detectado mayor velocidad con el fin de que los conductores corrijan su actitud.

Logroño es una de las primeras ciudades de España que señaliza la presencia del radar móvil, según este concejal, quien ha insistido en que el Gobierno local concibe el radar móvil como un elemento disuasorio y necesario para controlar el exceso de velocidad en algunas horas y puntos concretos de la ciudad.

Se han colocado 17 señales indicativas, que han supuesto una inversión de 3.500 euros, ha añadido Miguel Sáinz, quien ha resaltado el ahorro económico que supone la puesta en marcha del radar móvil y la señalización de las calles. Ello permitirá conseguir un efecto similar al logrado con los cinemómetros fijos, que tienen un coste más elevado, por lo que sus cálculos indican que se producirá un ahorro de unos 150.000 euros en inversión, que supone el coste de la implantación de tres cinemómetros fijos; más 30.000 euros de su mantenimiento.

Los datos facilitados por el Ayuntamiento en una nota señalan que, durante los meses de noviembre, diciembre y enero, se han controlado unos 7.500 vehículos a través del radar móvil, de los que el 12 % hubiera sido sancionado, y de ellos, el 48 % hubiera perdido puntos del carné de conducir porque circulaban a una velocidad superior a los 59 kilómetros a la hora.

Los conductores, durante la campaña de preaviso, han sido interceptados por un coche patrulla ubicado más allá del radar móvil para advertirles de los detalles de la infracción cometida y la sanción económica que les hubiera correspondido si la denuncia se tramitase.

Todas las vías seleccionadas tienen el límite de velocidad en los 40 kilómetros a la hora, por lo que las sanciones hubiesen sido de 100 euros y sin retirada de puntos hasta 20 kilómetros a la hora más y, por encima de 61 kilómetros a la hora, se retirarían dos puntos y la sanción económica sería de 300 euros.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • emilio

    Como se llama el juguete de la fotografía,que indupica 40 y tiene un display en la parte inferior?

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche