Noticia

El 43,8% de los alumnos aprobó el nuevo examen práctico de conducir

2 fotos

Ampliar

02 de marzo, 2013

Los primeros 30 días desde la puesta en marcha del nuevo examen de conducir han arrojado resultados similares a los del anterior modelo: el porcentaje de aprobados sigue siendo de casi la mitad.

El primer mes de la puesta en marcha del nuevo examen práctico de conducir no ha deparado sorpresas y, así, el 43,8% de los aspirantes que se presentaron aprobó, proporción muy similar a la del anterior modelo, ya que en 2012 superaron la prueba el 45,2% de los alumnos. Son datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT), que cifran en 83.552 las personas que se presentaron a las pruebas prácticas de conducir en este período.

36.581 aspirantes fueron considerados aptos, el 43,8% de los que lo intentaron y 1,4 puntos porcentuales menos que los que aprobaron el año pasado. Durante todo 2012, acudieron a los centros de examen de Tráfico en las diferentes provincias 964.348 personas, de las que 436.782 aprobaron.

Los datos indican que el nuevo examen es de dificultad similar al anterior.

2 fotos

Ampliar

Respecto al examen teórico, que también ha presentado novedades, el porcentaje de aprobados ha sido más alto en el mes analizado y, así, 25.286 aspirantes lo superaron, es decir, el 62,4% de los 40.663 que se sometieron a estos test. El año pasado se presentaron al teórico 674.175 personas y aprobaron en una proporción similar, el 64%, o lo que es lo mismo, 432.597 aspirantes.

¿Cómo es el nuevo examen?

La principal novedad del nuevo examen práctico es la denominada «conducción autónoma«, consistente en que el alumno conduzca durante diez minutos sin recibir más órdenes concretas que una indicación de destino determinado. La duración total del examen es de 25 minutos y, antes del inicio del mismo, el examinador puede requerir también al alumno que haga alguna verificación técnica en el vehículo, como niveles o estado de los neumáticos, al tiempo que se evalúa la conducción eficiente.

Luego, el examinador le indica un destino -el ayuntamiento, pro ejemplo- y el alumno debe dirigirse a él de forma autónoma. Después, conducirá siguiendo, como ocurría antes, las indicaciones del instructor.

Por su parte, el examen teórico cuenta con una base de datos de 15.500 preguntas frente a las 800 que había hasta ahora, con una redacción más sencilla y con cuestiones relativas a la seguridad vial, la conducción eficiente o a comportamientos al volante bajo la influencia del alcohol o las drogas.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche