El “making off” del anuncio del S3

Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Calle abajo se reparten 400 botellas rellenas con más o menos agua, mientras el S3 espera para tocar La marcha turca de Mozart

Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Calle abajo se reparten 400 botellas rellenas con más o menos agua, mientras el S3 espera para tocar La marcha turca de Mozart

 



Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Más de un kilómetro y medio de una de las calles principales del centro de la ciudad se corta al tráfico. Ante la curiosa mirada de los vecinos de la zona, el tramo cerrado se llena de cámaras, luces, altavoces y todo tipo de vehículos. Calle abajo reparten un total de 400 botellas de vidrio con agua en su interior, cada una en una medida diferente; mientras, al comienzo del camino marcado por las botellas, se escucha el ronroneo de un Audi S3.


Está a punto de comenzar la grabación del nuevo spot de la marca de los aros: «Sinfonía». Con una varilla en cada rueda delantera, el coche –conducido por un especialista de origen sudafricano– roza las botellas produciendo una nota musical. Se comporta exactamente igual que lo haría un director de orquesta. Uno tras otro los sonidos se enlazan, el coche coge velocidad y la melodía acelera su ritmo.


 «Esa música la conozco», piensan los improvisados espectadores. Es el tercer movimiento de La Marcha Turca de Mozart. Acabado el rodaje se han empleado 400 de las 600 botellas preparadas; cuatro han caído al suelo y sólo dos se han roto en el intento.


Ver el spot “Sinfonía”


 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba