Noticia

¿Qué es el “efecto submarino” y cómo evitarlo?

Ampliar

21 de abril, 2020

Te contamos cómo evitar el "efecto submarino" y sus peligrosas consecuencias a la hora de la conducción: puede provocar graves lesiones.

A pesar de que en la situación actual de confinamiento obligatorio el uso del coche está limitado a tareas esenciales, como ir a trabajar o a la compra, entre otras, la Dirección General de Tráfico (DGT) no cesa en su interés divulgativo a través de las redes sociales.

En esta ocasión, nos alerta del posible “efecto submarino” que podemos sufrir mientras que conducimos. “Recuerda ajustarte correctamente el cinturón para evitar el efecto submarino”, reza un tuit del organismo público en el que se nos advierte de los peligros que conlleva para nuestra salud no hacerlo correctamente.

¿Cómo evitar el efecto submarino?

La DGT nos explica que cuando el cuerpo no está bien sujeto por el cinturón, por encontrarse holgado o mal ajustado, podemos, en caso de colisión, salir disparados por debajo de la banda abdominal del cinturón y, con ello, aumentar el riesgo de chocarnos contra el volante, el salpicadero o la parte baja del habitáculo.

Tal vez te interese:Las 10 imágenes que muestran cómo el cinturón de seguridad salva vidas

Esto, dependiendo de la velocidad y desde donde venga el choque, puede acarrearnos diferentes lesiones en la espalda y la pelvis, rotura del fémur o de la cabeza del fémur, aparte de hemorragias internas de diversa consideración.

La forma de evitarlo, según nos aclara la DGT es bastante simple. Aparte de mediante un ajuste correcto del cinturón de seguridad, evitando las holguras, no debemos añadir ningún complemento al asiento, tales como aislantes de bolas, riñoneras, almohadones, etc, que reducen la efectividad de este elemento de seguridad pasiva y, como decimos, aumenta el peligro de sufrir heridas más graves en caso de accidente.

Vas a chocar… ¿cómo puedes protegerte?

A pesar de que este “efecto submarino” pueden sufrirlo todos los ocupantes que se encuentren en el vehículo, resulta mucho más peligroso para el conductor, por la presencia del volante, que es un elemento más cercano y de gran dureza y que puede ocasionar lesiones de mayor consideración.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche