Noticia

Coche autónomo y flotas de empresa: más seguridad y menos costes

Ampliar

23 de diciembre, 2016

El avance de la conducción automatizada parece imparable, pero ¿qué opinan los gestores de flota? Pues, según un estudio realizado por el Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) de Arval, un 49% de las compañías españolas estaría a favor de la unión del coche autónomo y las flotas de empresa.

El 49 % de las compañías españolas (frente al 46 % de las europeas) ven en el coche autónomo y las flotas de empresa una solución de movilidad eficaz para garantizar la seguridad de sus empleados en la carretera, según el Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) de Arval.

De acuerdo con el estudio (en el que han participado unos 3.000 gestores de flotas de pymes y grandes empresas de 12 países), las empresas son favorables a esta nueva tecnología siempre que el empleado esté al volante, aunque no lo maneje.

El 53 % de las pymes, frente al 40 % de las grandes corporaciones, considera el vehículo autónomo no sólo una garantía de seguridad para sus conductores sino para su negocio.

El tejido empresarial español estima que la tecnología aplicada al coche es una ventaja que se mide en términos de inversión rentable, ya que a mayor control sobre la conducción, menor siniestralidad y, por tanto, menor gasto en la partida destinada a flotas, que es la más alta junto con la informática y los recursos humanos, se asegura.

Es por ello por lo que ven el coche autónomo en las flotas de empresa como una oportunidad de recortar tanto gastos directos como indirectos derivados de posibles fallos humanos como bajas por accidente, reparaciones o multas, entre otros.

En lo que no se ponen de acuerdo es en cuándo estará listo el coche autónomo, puesto que cifran el plazo entre 10 y 20 años.

Los empleados también están a favor de un coche que conduzca solo: así lo aseguran el 42 % de los conductores españoles y el 44 % de los europeos.

Aceptan su uso como herramienta de trabajo por ser una solución para reducir el nivel de estrés y aumentar su motivación «al sentir que la empresa les cuida».

No obstante, el 33 % de los conductores manifiesta sus dudas a la hora de retirar completamente las manos del volante.

Según el director del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO), Manuel Orejas, «para la empresa el coche autónomo se traduce en ahorro y para el empleado en motivación pues tiene la sensación de trabajar para una empresa innovadora y que mira por él, por vigilar al prevención de riesgos laborales y la aportación de soluciones inteligentes de movilidad pues se trata de una herramienta de prevención de riesgos laborales y optimización del tiempo de trabajo».

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche