Noticia

Revisiones por los posibles airbags defectuosos

Ampliar

27 de noviembre, 2014

El Gobierno estadounidense pone en marcha una llamada a revisión por posibles defectos en los airbags frontales suministrados por Takata. Diez fabricantes, entre los que se encuentran marcas como BMW, Mazda o Toyota, deberán responder rápidamente a este llamamiento o el gobierno utilizará todos sus mecanismos para que los coches sean examinados, advirtió David Friedman, administrador de la NHTSA.

La Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico por Carretera de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés) ha ordenado extender una llamada a revisión nacional de los vehículos que incorporan ciertos airbags frontales suministrados por el proveedor Takata, en la que también se verán envueltos diez fabricantes de automóviles.

Este organismo, dependiente del Departamento Nacional de Transporte de Estados Unidos, señaló que esta decisión se basa en la evaluación realizada sobre los recientes fallos detectados en el airbag del conductor fuera de la campaña de revisión regional y su relación con otros fallos previos detectados.

Esta iniciativa del Gobierno estadounidense contempla que tanto Takata como diez fabricantes de automóviles (BMW, Chrysler, Ford, General Motors, Honda, Mazda, Mitsubishi, Nissan, Subaru y Toyota) presenten informes detallados sobre esta campaña.

La NHTSA señaló que, a menos que Takata y las 10 marcas envueltas en esta medida accedan rápidamente a poner en marcha esta llamada a revisión de los vehículos que montan los posibles airbags defectuosos, el organismo «utilizará todo su poder» para asegurarse de que los vehículos afectados son revisados.

Por su parte, el administrador de la NHTSA, David Friedman, afirmó que son conscientes de que se tendrán que revisar millones de vehículos para arreglar dicho defecto en los airbags de Takata y resaltó que la investigación está lejos de terminar.

Según informa Reuters, el proveedor japonés de componentes de automóviles podría ser multado con 7.000 dólares (5.645 euros al cambio actual) por cada vehículo afectado que no se revise, aunque la multa total no puede superar los 35 millones de dólares (28,2 millones de euros) por empresa.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche