Noticia

Ecológicos… hasta que nos tocan el bolsillo: solo de 1 de cada 10 pagaría más por un coche limpio

Ampliar

17 de marzo, 2020

Un reciente estudio arroja algo de luz sobre la compra de un coche ecológico. Solo 1 de cada 10 pagaria más por comprarse un automóvil limpio.

La ecología y la protección del medio ambiente ante el cambio climático son cosas que preocupan, y mucho, a los ciudadanos. No obstante, parece que es algo más de boquilla que de otra cosa, porque cuando nos tocan el bolsillo…

Así lo demuestra un estudio liderado por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) con una muestra de 6.400 personas de ocho países de la Unión Europea, entre ellos España, en el que el factor principal que se toma en cuenta al comprar un coche es el precio (50 %), seguido por la seguridad vial (48 %) y el consumo de combustible (46 %). Solo 1 de cada 10 (11 %) pagaría más por un coche más ecológico, a pesar de que más la mitad de los encuestados estaba altamente concienciado del impacto medioambiental y sanitario que tienen los automóviles.

Bolsillo sobre ecología

“Como en otras ocasiones, a los consumidores nos preocupa más el precio, la seguridad y el rendimiento del vehículo que el impacto medioambiental que pueda tener”, explica el profesor de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC, Francisco Lupiáñez.

¿Cuándo conviene un coche híbrido, un PHEV o un eléctrico?

“Esto es debido, entre otros factores, a que parte de los consumidores asocian la compra de vehículos menos contaminantes o de menor consumo con precios más altos y con un rendimiento menor. Y no siempre es así”, añade Lupiáñez.

El trabajo también ha detectado que existen confusiones entre los conceptos de contaminación y de consumo de combustible. Casi la mitad de los encuestados (47 %) piensa que los vehículos que producen menos contaminación consumen menos combustible.

Baterías de litio de los coches eléctricos: un problema de reciclaje y contaminación

Respecto a las medidas que pueden tomar las administraciones para potenciar la venta de coches ecológicos, los consumidores prefieren las ventajas financieras (exenciones fiscales o subsidios) a las no financieras (acceso a las zonas de baja emisión, evitar restricciones de circulación o gozar de tarifas baratas en aparcamientos).

En caso de prohibición de la circulación de coches de alta emisión durante los días de contaminación elevada, las personas que utilizarían el transporte público o la bicicleta o que irían a pie para moverse serían más (23 %) que las que se plantearían comprar un coche de baja emisión (18 %).

Del mismo modo, si los coches de bajas emisiones lograran “lugares de estacionamiento sustancialmente más baratos en el centro de la ciudad”, más personas preferirían viajar en transporte público (18 %) que comprar un coche ecológico (14 %).

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Txuchin

    Y eso que es solo una encuesta en la que nadie se juega nada. Habría que ver como se (nos) comportaría ante una situación real, quizá entonces la deriva hacia lo «ecológico» sería aun menor.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche