Noticia

Los drones de la DGT no pueden multar por exceso de velocidad

3 fotos

Ampliar

Los drones de la DGT han finalizado su periodo de pruebas y ya tramitan multas. Mucho ojo, porque se unen a todos los dispositivos de control de la velocidad y el tráfico que ya funcionan en la red vial española.

La segunda operación especial de tráfico para el verano ya se ha puesto en marcha. Durante el mes de agosto se prevén nada menos que 47 millones de desplazamientos de largo recorrido. Con el objetivo de intensificar la vigilancia, la DGT cuenta desde este jueves con unos nuevos aliados. Los drones, que hasta ahora servían como apoyo a los agentes de la Guardia Civil, empezarán a multar a los infractores como si de un helicóptero Pegasus se tratara. La única diferencia es que estos pequeños aparatos serán absolutamente imperceptibles para los conductores.

Puede que te interese: Así funciona Pegasus, el radar aéreo de la DGT

Según el propio organismo gubernamental, los drones se utilizarán de forma prioritaria para la protección de usuarios vulnerables, la vigilancia de distracciones durante la conducción y en tramos donde el riesgo de accidentabilidad es mayor (carreteras secundarias, sobre todo). Aunque Tráfico tiene en su poder un total de 11 drones, sólo tres se usarán para tramitar denuncias. Los demás seguirán utilizándose para ayudar a regular y gestionar la circulación. «La infracción captada por los drones podrá ser notificada en el acto por un agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil o ser tramitada posteriormente por las autoridades competentes. Todas ellas dispondrán del fotograma correspondiente con la evidencia de la infracción cometida por el conductor», aseguran desde la DGT.

Drones de la DGT, ¿sustitutos de los helicópteros?

La DGT intensificará los controles de alcohol, drogas y velocidad por todo el territorio nacional.

Por el momento, estos drones se están incorporando poco a poco como complemento al trabajo que realizan las patrullas de helicópteros en la vigilancia de la red de carreteras muy extensa con la que cuenta España, de unos 160.000 kilómetros. Así ayudan a que los desplazamientos por carretera sean «cada vez más seguros y cómodos», aseguran desde la DGT.

Pese a complementar al trabajo de los helicópteros, no se descarta que, en un futuro, acaben sustituyendo a estos, dada su gran versatilidad, control y monitorización del tráfico -además del ahorro económico que suponen con respecto a los helicópteros, claro.-

A qué velocidad me quitan puntos del carnet

«Tal vez, en función de la tecnología y de la evolución del entorno regulatorio, se puedan convertir en sustitutos o alternativa a los helicópteros», asegura el jefe de la Unidad de Medios Aéreos de la DGT, Rubén López Segovia.

En cuanto a las desventajas, por el momento las baterías solo permiten una autonomía de vuelo de unos 30 minutos, aunque los avances tecnológicos permiten que la autonomía sea cada vez mayor.

Los drones de la DGT no ponen multas por exceso de velocidad

Así funcionan los drones de la DGT.

3 fotos

Ampliar

A fecha de hoy, la DGT cuenta con diferentes modelos de drones en sus operativos: los Matrice 200, de color negro y con un peso de 6,2 kilos; y los Phantom 4, blancos y de 1,8 kilos. En total, Tráfico cuenta con 11 drones, pero solo tres de ellos han sido certificados por el Centro Español de Metrología (CEM) y, por tanto, solo esos tres serán los que puedan multar multar a los conductores. Además, la DGT ha anunciado su intención de adquirir otros 20 drones más, lo que elevaría a 31 el número de dispositivos de vigilancia de este tipo.

Los drones de la DGT pueden volar a una altura máxima de 120 metros, según lo marcado por ley, y llevan incorporada una cámara que es capaz de alcanzar una distancia focal de hasta dos kilómetros (zoom). «Gracias a la potente óptica de estos sistemas, vamos a poder detectar el interior del vehículo perfectamente», destacan.

Esto permitirá que se detecten los comportamientos de los conductores al volante, como, por ejemplo, si lleva o no puesto el cinturón de seguridad o si va utilizando el móvil. Las dos son consideradas infracciones graves y, por tanto, conllevan una multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carné. De hecho, las multas de los drones de la DGT se centrarán especialmente en estas dos conductas sujetas a sanción, ya que, además, no cuentan con la tecnología necesaria para captar excesos de velocidad.

12 cosas que debes saber sobre las multas de radar

Actualmente, la Patrulla de Helicópteros de la DGT cuenta con 13 medios aéreos y con un equipo humano formado por 75 personas: 30 pilotos, 25 técnicos de mantenimiento, 11 operadores de cámara y 9 de personal administrativo, logística e ingeniería.

Para el manejo de drones, se han formado ya a 30 personas. Todos ellos han tenido que pasar por un curso de 70 horas (50 horas de teoría y 20 de práctica). Por cada aparato en funcionamiento, hay detrás un equipo de 2 ó 3 personas: el piloto del dron, el piloto de la cámara del dron y, a veces, un asistente.

Este equipo trabaja sobre el terreno y cuenta con unos aparatos portátiles de visualización de las imágenes grabadas por el dron, que son remitidas a tiempo real al centro de control de la DGT con sede en Madrid.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Ricardo

    Si se le para un motor a alguno de estos dos modelos que tienen, caen.
    En cambio hay otro modelo de la marca Yuneec, con seis motores que puede volar si le fallan dos, y las cámaras son iguales y mejores que estas. El Phantom 4 ya no se fabrica, con lo cual en breve es material obsoleto.

    • Luid

      Y que caiga encima de algún coche. Es decir el vuelo de drones está muy limitado a determinadas zonas y nunca en población ni carreteras abiertas al tráfico y “ellos” se saltan a la torera estas normas de seguridad exponiéndonos a un accidente que podría
      ser muy grave por la imprudencia de estos agentes. Están tan obsesionados por la recaudación que les da igual infringir normas elementales de seguridad.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche