Noticia

Dónde son las ITV más baratas

4 fotos

Ampliar

04 de enero, 2019

Facua-Consumidores en Acción ha elaborado un informe en el que pone de manifiesto que las tarifas más caras para pasar las Inspecciones Técnicas de Vehículos a Motor son las de la Comunidad de Madrid. Las diferencias de precio entre comunidades llegan a ser del 100%.

El último estudio anual de FACUA-Consumidores en Acción sobre las tarifas de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) obligatoria arroja unas diferencias de hasta un 100%, en función de la comunidad autónoma en la que se realice.

La variación entre la revisión más económica y la más cara es del 70,5% en el caso de los coches impulsados por motores de gasolina, en el que Andalucía es la comunidad más barata, si se toman en consideración los vehículos de menos de 1.600 centímetros cúbicos, y Euskadi la más cara. En cuanto a la ITV de los turismos diésel, las diferencias alcanzan el doble, el 100%, con Extremadura como la comunidad con las tarifas más bajas frente a Madrid, que tiene las más altas. Ambas repiten en estas posiciones.

Puede que te interese: Trucos para pasar la prueba de humos en la ITV

El precio medio de la ITV en España en 2018 es de 34,82 euros para los turismos de gasolina, lo que ha supuesto una subida del 1,2% respecto al estudio de FACUA de 2017, y de 42,05 euros los equipados con motor diésel, un 1% más que el año pasado. Esta media es sólo sobre las comunidades autónomas, por lo que no entran en ella Ceuta y Melilla.

El estudio de FACUA se ha centrado en las tarifas de la ITV de los turismos particulares, tanto de gasolina (con catalizador, pues los no catalizados tienen cada vez menos presencia en el parque automovilístico de España) como diésel, así como en las de motocicletas y ciclomotores. Los precios recogidos en este estudio incluyen el IVA (o, en su caso, el IGIC canario y el IPSI de Ceuta y Melilla), pero no la tasa de Tráfico, fijada en 4,10 euros para todas las inspecciones.

Dónde están las ITV más caras y las más baratas

Las comunidades que registran las tarifas más económicas son Andalucía (26,19 euros para los vehículos de menos de 1.600 centímetros cúbicos y 35,40 euros en el resto), Murcia (26,98 euros en las estaciones explotadas directamente por el Gobierno autonómico) y Extremadura (28,39 euros en las estaciones bajo control directo de la Administración).

5 razones por las que tu coche puede no pasar la ITV

En relación a los turismos de gasolina, la ciudad autónoma de Ceuta es la que tiene el precio más alto, 44,66 euros. Le siguen Euskadi, con 43,48 euros, Cantabria (42,80 euros) y Madrid (donde la media de las estaciones encuestadas, que fijan las tarifas sin regulación autonómica, es de 40,40 euros).

En cuanto al diésel, Madrid ocupa el primer puesto, con un precio de 56,66 euros de media. En segundo lugar, Ceuta (52,97 euros) y en tercera posición, Comunidad Valenciana (48,64 euros).

Pese a ser la tercera comunidad con los precios más económicos, Extremadura es la región en la que las tarifas de la ITV han experimentado un mayor incremento en 2018, un 7,3%. Esta subida ha afectado especialmente a las estaciones con concesión administrativa, pero no a las que explota directamente el Gobierno autonómico, ya que al tratarse de tasas no aplican IVA y el precio final no aumenta tanto.

Además de en Extremadura, la ITV ha subido en Madrid (7,2% en gasolina y 6% en diésel), Melilla (2,3%), Canarias (1,8%), Ceuta (1,6%), Euskadi (1,6%), Mallorca (1,5%), Aragón (1,3%), Galicia (0,6%) y Menorca (0,6% en gasolina y 0,5% en diésel)

¿Cuál es la multa por circular sin ITV?

Únicamente las estaciones de Murcia explotadas directamente por la Administración han experimentado una bajada con respecto a las tasas de los turismos de 2017, un 8,8% en gasolina y un 9% en diésel. En cuanto a motocicletas y ciclomotores, en Extremadura han bajado un 21,3% y en Melilla un 1,6%.

Las ITV de Madrid están liberalizadas y son las más caras

La Comunidad de Madrid, la más cara en términos absolutos en relación al precio de la ITV para los turismos diésel, es la única de España en la que el servicio de Inspección Técnica de Vehículos se encuentra liberalizado, y por tanto los precios no están regulados por la administración autonómica.

En este sentido, cada empresa cobra los precios que considera oportunos, si bien sobre las tarifas publicadas en cada estación de ITV la mayor parte de las empresas aplican diferentes descuentos para tratar de atraer más clientes, en función de los horarios a los que se solicite la cita previa para la inspección o si se contrata a través de medios telemáticos. Estos descuentos no han sido tenidos en cuenta por FACUA a la hora de realizar este estudio, debido a su heterogeneidad.

Según las tarifas publicadas por cada concesionario de ITV en la Comunidad de Madrid, el precio medio de la inspección es de 40,40 euros en los coches de gasolina, cifra que se encuentra un 16% por encima de la media española, y de 56,66 euros en los coches con motor diesel, lo que representa un 34,7% más que la media nacional.

Cómo es el negocio de las ITV en España

En la mayor parte de las comunidades autónomas existe el régimen de concesión pública para la explotación de las estaciones de ITV, salvo, como se ha dicho, en Madrid, donde son privadas, y algunas otras en las que las explota directamente la administración autonómica a través de empresas públicas. Es el caso de Andalucía (Veiasa), Asturias (Itvasa) o la Comunidad Valenciana (Ivace). En Murcia y en Extremadura conviven algunas estaciones de carácter público, explotadas directamente por la administración, con otras privadas, que funcionan en régimen de concesión. En ambos casos existen diferencias significativas en los precios de las inspecciones, pues a la cantidad que se cobra en las estaciones de carácter público, por tratarse de tasas y no precio, no se les aplica el IVA.

Andalucía es, por otro lado, la comunidad autónoma que ofrece un sistema tarifario más complejo. En este sentido, hace una distinción de los vehículos, no sólo en función de si son propulsados por motores de gasolina o diésel, sino de su cilindrada. Así, fija una tarifa de 26,19 euros para los turismos de gasolina con motores de menos de 1.600 centímetros cúbicos y de 35,40 para los de mayor cilindrada. En el caso de los turismos diésel ocurre algo similar. La Junta de Andalucía fija una tarifa de 30,79 euros para los coches de menos de 1.600 centímetros cúbicos y de 40 euros para el resto.

En el extremo opuesto se encuentra Extremadura, donde existe una única tarifa para todos los vehículos, con independencia de su cilindrada y de si son de gasolina o diésel. Así, en las estaciones de ITV de la comunidad extremeña la tarifa es de 28,39 euros (si se trata de alguna estación explotada directamente por la administración autonómica) o de 34,35 euros (en el caso de estaciones en régimen de concesión administrativa).

En general, existe una enorme heterogeneidad con respecto al modo en que cada comunidad autónoma fija sus propias tarifas de ITV. Y ello, a pesar de que las inspecciones se encuentran reguladas por una normativa estatal, por lo que en todas ellas el procedimiento para la ITV es exactamente el mismo que viene recogido en el Real Decreto 920/2017 de 23 de octubre, que regula la Inspección Técnica de Vehículos en toda España.

En este sentido, no sólo los precios varían de una comunidad a otra. También las tarifas se desglosan en conceptos diferentes en cada comunidad autónoma. Las hay que incluyen todas las revisiones, y las que en la publicación en el Boletín Oficial de la comunidad autónoma correspondiente se desglosa el coste de cada apartado (emisión de gases, control de ruidos, etc.), aunque esté incluida en la inspección obligatoria.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Duracero

    Creo que habría que aplicar un indice de corrección y es el de riqueza o ingresos de sus habitantes (todos entendemos que un alemán goza de mejor salario para pagar los mismos euros por un BMV, por ejemplo) y aquí si se vería las enormes diferencias entre autonomías; siendo de lejos, Ceuta y Cantabria las más caras. Si a esto unimos que los propietarios de vehículos mas longevos (ITV anual) son precisamente los que poseen menor poder adquisitivo y que este “artículo de lujo” es indispensable para desplazarse, en unas zonas mal comunicadas y de difícil orografía como Cantabria (“infinita”), éstos últimos resultan ser los más fiscalizados.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche