Noticia

Dodge, breve historia

Ampliar

22 de junio, 2006

John y Horace Dodge comenzaron su carrera en el taller de bicicletas de su padre en Michigan, pero cuando se mudaron a Canadá comenzaron a reparar automóviles y poco después a fabricar piezas para estos, lo que les abrió las puertas de Ford. Tras llenar de piezas Dodge los coches de otras marcas decidieron fabricarlos por su cuenta… según sus palabras, «porque los conductores de Ford merecían algo mejor».


La empresa Dodge Brothers se funda en 1914. Pero la historia de una marca se conoce a través se sus modelos y la de Dodge comenzó a forjarse en los años 20, con la llegada de su primer coche: el Dodge 4 Door Sedan. Este práctico vehículo fammiliar llegó al incipiente mercado norteamericano para hacer competencia al Ford T, y demostró cómo los hermanos Dodge eran capaces de realizar un modelo con sus propios medios.


En 1935 vio la luz uno de los modelos de Dodge que mejor resultado le ha dado a la marca. Se trata del Dodge Value, cuya producción se extendió hasta los años 50. Este sedán fue uno de los modelos que más se vendieron en EE.UU tras la crisis del 29, en los años en los que la economía norteamericana entró en fase de recuperación.


Pero el modelo de Dodge que marcó un antes y un después para la marca, probablemente fue el Charger. En los años 60, en concreto en 1966, apareció este coupé de grandes dimensiones, encuadrado dentro del segmento de los «muscle cars», con una línea original que contribuyó a crear un mito.


Recientemente se cumplieron 40 años del nacimiento de este modelo que fue celebrado en Norteamérica con una gran congregación de Chargers que aunó a 140 unidades del impactante modelo.


Una variante de este modelo, absolutamente espectacular y que rápidamente generó la admiración de los aficionados fue el Dodge Charger Daytona, que vio la luz en 1969. El Daytona, caracterizado por sus faros escamoteables y su desmesurado alerón es uno de los deportivos americanos más famosos. Su aspecto de “misil” resulta cada vez más atractivo e impactante.


Sin salirnos de los 60, un modelo en la línea del Charger, por sus dimensiones, fue el Dodge Saratoga, o Dodge Coronet, que también se comercializó bajo la firma de Chrysler. Del Saratoga, muy reconocible por su parte trasera en forma de ‘V’, se fabricaron modelos familiares, coupés y cabrios. Supuso todo un hito en su época, y es un modelo facilmente reconocible para el público europeo que está habituado a ver este coche en las películas de la época.



En esos años, la marca norteamericana también introdujo la idea de los “Pick up”. Una de estas furgonetas con la parte trasera descubierta, que todos hemos visto alguna vez, aunque probablemente muy pocos sepan su nombre, es el Dodge 100. Un modelo que surgió justo en el año 1960 y que ha ido evolucionando hasta nuestros días. En los 70 apareció el RAM, pick up derivado de este que también se sigue vendiendo hoy en día, ahora como un imponente todoterreno.


En los 70 la marca norteamericana dio a luz otro modelo similar el Dodge Dart. Un coche que también tuvo una gran acogida y que sobre todo fue muy vendido, sin embargo, tal vez no tenga el reconocimiento del Charger, aunque para el público español puede resultar más reconocible, puesto que se llegó a comercializar en esos años en nuestro país. Y es que el Dart fue el primer automóvil fabricado por Barreiros, que introdujo en nuestro país las marcas Dodge y Simca. Esto supuso toda una revolución, ya que el sector de representación hasta entonces corría a cargo de los Seat 1.400 y 1.500, unos coches desde luego, muy inferiores en calidad al americano Dodge Dart, que era un coche grande, de estética lograda, grandes prestaciones y acabados lujosos. En muchos casos, los ministros del gobierno, habituales usuarios de Cadillac, pasaron a usar los Dart.


En esa misma década, en los 70 apareció otro Dodge de los míticos. Hablamos del Challenger. Un deportivo americano de los que quitan el hipo. Su potente motor, su diseño  y su acabado le convirtieron en un auténtico coche de carreras para conducir por la calle, donde le hemos podido ver desde esos años 70 hasta hoy en día. Ahora un nuevo modelo del Challenger, aunque todavía Concept car, ya ha sido mostrado por la marca norteamericana  en varias ocasiones, aunque todavía no está en el mercado.


Pero si hablamos de modelos espectaculares y de Dodge en nuestra época, desde luego que tenemos que hablar del Dodge Viper. Estamos ante un deportivo de primer nivel que asociamos rápidamente a modelos como el Chevrolet Corvette o el Pontiac Tras-Am. Además, este coche se ha acercado mucho al mercado europeo en los últimos años y está previsto que en el 2008 vea la luz un Dodge Viper con motor Mc Laren.


La reciente llegada de Dodge al mercado español con el lanzamiento del Dodge Caliber pretende ser iun revulsivo para el público. Supone la llegada de una marca que se caracteriza por ofrecer modelos de fuerte temperamento y mucho carácter estético a precios asequibles. Una marca con una dilatada historia cuya personalidad puede ser determinante para asegurar su implantación definitiva en Europa.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche