Noticia

Futbolistas borrachos al volante: los casos más sonados

2 fotos

Ampliar

06 de mayo, 2014

El caso de Welliton Soares, futbolista del Celta de Vigo que ha sido pillado al volante con una tasa de alcoholemia cinco veces superior a la permitida, es solo uno de los muchos jugadores que han dado positivo al soplar el alcoholímetro. Repasamos las historias más sonadas.

Desde el que fuera entrenador de la selección española de fútbol Ladislao Kubala, hasta el brasileño Ronaldo. Los futbolistas no se libran del alcoholímetro y a más de uno los agentes de la Guardia Civil o de la Policía Municipal han pillado conduciendo con tasas de alcohol por encima de las permitidas.

El último caso conocido ha sido el del futbolista brasileño del Celta de Vigo Welliton Soares, quien quintuplicaba la tasa de alcoholemia y que, además, ha sido sancionado por conducir un vehículo con seis personas en su interior. Su caso se suma al de otros futbolistas que fueron pillados desde 1993 y hasta ahora «in fraganti» con altas tasas de alcohol al volante. Repasamos algunos de los más sonados.

Futbolistas `cazados´ ebrios al volante

En febrero de 1993 Andoni Ayarza, jugador del Athletic de Bilbao, dio 1,28 miligramos por litro de sangre (la permitida es 0,25) en un control de la Ertzaintza cuando conducía en dirección prohibida en Getxo (Vizcaya). También ese año Kubala dio positivo en un control tras saltarse un «stop» y arrollar a dos jóvenes que resultaron heridos en Pineda (Barcelona).

Años más tarde, en marzo 2000, el jugador brasileño del Real Valladolid Arilson Gilberto Da Costa sufrió un accidente en esa ciudad al colisionar su coche con una motocicleta. Dio positivo. Un año en el que el alcoholímetro reflejó que había bebido más de la cuenta el también brasileño Ronaldo cuando conducía en San Sebastián y fue sancionado con un multa de 18.000 pesetas (108 euros), como también dieron positivo los jugadores del Real Madrid Albert Celades y Alberto Rivera después de un accidente en el centro de Madrid.

¡Atento!: si te gustan los coches y el fútbol…

Aunque su tasa no fue muy alta, Patrick Kluivert, jugador del Barcelona, tuvo que acudir al deposito de vehículos después de que el suyo fuera inmovilizado, en diciembre de 2001, horas después del partido ante el Galatasaray de la Liga de Campeones. Otros jugadores como Rubén Navarro, delantero centro del Deportivo Alavés o el jugador del Betis Daniel Martín Alexandre, «Dani», también fueron «pillados».

Como lo fue también el jugador del Racing Fernando Marqués, condenado por un juzgado de Santander a pagar una multa de 1.920 euros y a no poder conducir durante año y medio como autor de un delito contra la seguridad del tráfico por haber dado positivo en un control de alcoholemia tras un accidente. Tuvieron también que soplar y dieron positivo Líder Mármol, defensa paraguayo del Hércules; el futbolista argentino del Valencia Éver Banega, que se saltó un semáforo en rojo; o el jugador del Athletic Xabi Castillo.

Jugadores españoles por el mundo, también bebidos

Fuera de España también algún jugador ha sido sorprendido, como José María Gutiérrez «Guti», quien sufrió un accidente de tráfico en Estambul tras conducir por el carril contrario y quintuplicó la tasa permitida en ese país.

El delantero de la UD Las Palmas Guayre Betancor; Marcos Alonso, que jugaba en el Bolton inglés cedido por el Real Madrid y tuvo un accidente en la capital de España a consecuencia del cual falleció una joven; Joan Tomás, del Celta de Vigo; Abel Aguilar, del Hércules, que triplicó la tasa; o el jugador brasileño del Rayo Vallecano Pedro Botelho, son otros futbolistas «pillados».

Y también trascendieron los casos del centrocampista del Valencia Dani Parejo; del portugués Nélson Oliveira, delantero del Deportivo de La Coruña; del lateral derecho del Mallorca Joaquín Navarro ‘Ximo’; o del jugador cántabro del Recreativo de Huelva Jonathan Valle

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche