Noticia

Distracción al volante: ¿dispositivos electrónicos, sí o no?

Ampliar

17 de febrero, 2012

Las distracciones mientras conducimos pueden tener varias causas: teléfonos móviles, navegadores… y la tecnología aplicada a tu vehículo. La evolución tecnológica ha llegado a los automóviles y, con ella, infinidad de aplicaciones que podrían suponer un peligro al volante. ¿Es bueno que nuestros coches nos permitan realizar tantas operaciones?

El avance de las tecnologías ha provocado que el teléfono móvil deje de ser la principal distracción por la que podrían multarte mientras conduces.. Pantallas multifunción, GPS, manos libres… son distintas aplicaciones que, además de permitir a los conductores acceder a medios de comunicación, Internet o enviar mensajes de texto, pueden poner en peligro su seguridad.

Así, en Estados Unidos, la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) ha elaborado una serie de directrices: establecen recomendaciones específicas que  deberían aplicarse sobre los dispositivos electrónicos que requieran desviar la atención de la carretera o las manos del volante.

Por el momento, dichas recomendaciones son de práctica voluntaria; serán los propios fabricantes quienes decidan aplicarlas o no, sin riesgo a ser sancionados por ello. Sin embargo, el público también podrá dar su opinión sobre estas medidas durante los próximos 60 días y la NHTSA dará tres conferencias al respecto en Washington, Chicago y Los Ángeles a lo largo del mes de marzo.

Pese a que  algunos grupos pertenecientes a la industria de la automoción ya elaboraron sus propias directrices de seguridad sobre tecnologías en el interior del vehículo, la NHTSA pretende dar un paso más y definir qué constituye una actividad de distracción al volante, así como abarcar algunas aplicaciones emergentes.

Propuestas para reducir las distracciones al volante:

  • Reducir la complejidad y el tiempo de dedicación requerido por la aplicación.
  • Limitar el manejo del dispositivo a una sola mano.
  • Limitar la atención visual requerida a un tiempo inferior a dos segundos.
  • Eliminar la información visual innecesaria del cuadro de mandos.
  • Limitar la cantidad de aplicaciones que requieran un manejo manual.

Además, según las recomendaciones propuestas, ningún dispositivo electrónico debería permitir al conductor realizar las siguientes operaciones:

  • Acceder o redactar mensajes de texto.
  • Navegar por Internet.
  • Marcar números de teléfono.
  • Introducir una dirección en el GPS.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche