Noticia

La DGT recuerda un gesto que deberías hacer siempre al volante (y que tiene multa de no hacerlo)

Ampliar

13 de septiembre, 2020

La Dirección General de Tráfico (DGT) nos recuerda la obligación de usar el intermitente, no solo por seguridad, sino porque no utilizarlo acarrea multa.

Es un simple y corriente gesto al volante que muchos conductores olvidan o, simplemente, no hacen por desidia… pero es muy importante para una mejor seguridad vial y para evitar accidentes tontos e, incluso, graves.

Te hablamos del uso del intermitente, un dispositivo que señala al resto de conductores y usuarios de la vía nuestras intenciones y hacia dónde vamos a dirigirnos con nuestro vehículo.

Intermitentes: usalos por seguridad y para evitar sanciones

Pues bien, aunque muchos piensen que la mayoría de los conductores lo utiliza durante todo el tiempo, no es así. Según un informe de Autopistas, el 53% de los conductores no los activa al cambiar de carril y el 67% tampoco los utiliza durante un adelantamiento.

Por ello, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha decidido, aprovechando la vuelta al trabajo y al cole, mandar un recordatorio a aquellos que no están habituados a manejar este dispositivo, advirtiendo de su importancia de cara a evitar colisiones y otro tipo de siniestros viales.

Y no es solo cuestión de seguridad, sino que no utilizar el intermitente puede acarrear una sanción por parte de las autoridades.

Según el Reglamento de Circulación, es obligatorio señalizar todas nuestras maniobras, tanto de día como de noche. Si se considera que no hemos utilizado los intermitentes con el margen suficiente, los usamos de manera incorrecta o, directamente, no los activamos cuando corresponde, la sanción puede alcanzar los 200 euros.

Además, hay que tener en cuenta la importancia del momento de la señalización. Debe hacerse con suficiente antelación, no cuando ya estamos realizando la maniobra, ya que previenes al resto de usuarios de la carretera sin reducir su tiempo de reacción.

Estos desperfectos del vehículo pueden costar entre 80 y 6.000 € de multa

Así, una maniobra correcta exige señalizar con el intermitente de forma anticipada, observar por los retrovisores para evitar entorpecer y, en caso de no ser así, emprender la maniobra.  Finalmente, hay que recordar que la señalización con el intermitente no da prioridad a la hora de realizar la maniobra.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche