Noticia

Detenida una banda que robaba coches y los vendía por piezas

2 fotos

Ampliar

15 de noviembre, 2020

En el marco de la operación “Gran Manzanal”, la Guardia Civil ha desarticulado una banda que, durante el estado de alarma, había incrementado significativamente sua actividad delictiva: el robo de coches para su posterior despiece.

Robaban coches, posteriormente los despiezaban y vendían las diferentes partes. Así actuaba una organización delictiva que la Guardia Civil ha desarticulado en el marco de la operación “Gran Manzanal”.

Fruto de esta operación, se ha detenido a siete hombres de diferentes nacionalidades (españoles, magrebíes, rumanos y paraguayos) por los supuestos delitos de pertenencia a organización criminal, robo continuado de vehículos, ocupación de bienes inmuebles, defraudación de fluido eléctrico, receptación y desobediencia grave a agente de la autoridad.

Siete detenidos de diferentes nacionalidades

Se han recuperado coches y piezas por valor de 2,3 millones de euros

2 fotos

Ampliar

Al mismo tiempo, se han recuperado 64 vehículos y piezas correspondientes a otros 209 automóviles, además de medios electrónicos por un valor en torno a los 2,3 millones de euros.

Para sus fechorías, los delincuentes usaban naves y desguaces en las localidades madrileñas de Parla, Fuenlabrada, Alcobendas, Humanes y Torrejón de Ardoz, donde se producía el despiece de los coches para su posterior venta, por piezas, por toda la geografía nacional.

Puede que te interese: Cómo evitar que te roben el coche con llaves inteligentes

Según informa la Benemérita en nota de prensa, el líder de la banda es un empresario español que regentaba negocios legales que nada tenían que ver con el mundo del automóvil.

La Guardia Civil constata que la mayor parte de las sustracciones de vehículos se han llevado a cabo en municipios de la periferia de Madrid, principalmente en la zona sur: Alcorcón, Pinto, Móstoles, Valdemoro, Leganés y Getafe; y en las localidades toledanas de Illescas y Seseña.

Según señalan las autoridades, el modus operandi de los ladrones era a plena luz del día y se aprovechaban de los días de confinamiento por el estado de alarma en marzo, por lo que los propietarios tardaban días en percatarse y denunciar que su coche había desaparecido. Los robos llegaron a ser de dos a tres por semana por aquellas fechas.

La investigación se ha desarrollado en dos fases, iniciándose en marzo cuando el Grupo de Investigación y Análisis del Sector de Tráfico de Madrid detectó que había un incremento significativo de portes de piezas y elementos esenciales de vehículos sospechosos, pese a encontrarse decretado el estado de alarma.

Así operaba la banda del “siniestro total”: estafaban a aseguradoras y a clientes

El análisis de la documentación descubrió que algunos de estos portes estaban realizados por personas con antecedentes policiales por tráfico ilícito de vehículos, lo que hizo saltar las alarmas.

Fruto de las investigaciones, se llegó hasta una nave situada en la localidad madrileña de Fuenlabrada, lugar donde los agentes encontraron numerosos vehículos de alta gama que estaban siendo despiezados y que figuraban como sustraídos. Tras esto, se descubrieron otras cuatro naves más en Parla, Alcobendas, Humanes y Torrejón de Ardoz.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche