Noticia

Destrozaba coches para chantajear a su madre y que le comprara una moto

Ampliar

30 de marzo, 2020

Un joven tailandés ha ideado una peligrosa manera de lograr sus propósitos: destrozaba coches para chantajear a su madre para que le comprara una moto. Ahora está en busca y captura.

En ocasiones las personas nos sorprenden, y mucho. Hay veces que lo hacen para bien y algunas otras, como en la ocasión que nos ocupa hoy, lo hacen para mal. Realmente, es que estamos ante una situación de lo más peculiar que hemos visto y leído en los últimos años.

La historia la protagoniza un joven tailandés que tenía como sueño tener una moto de gran cilindrada. Hasta aquí, dentro de lo que cabe, todo normal. Lo extraño viene cuando descubrimos cuál era su plan para conseguirla. Evidentemente, como podrás imaginar, su idea no era ahorrar dinero proveniente de su sueldo, como hace todo hijo de vecino, para ir al concesionario y cumplir su anhelo.

Puede que te interese: Un cliente descontento estrella un Cayenne contra un concesionario Porsche

Tampoco se le pasó por la cabeza robarla, algo que censuramos, por supuesto, pero que, visto desde determinados ojos es algo rápido y barato. No, su método era más maquiavélico: decidió chantajear a su madre.

La forma de hacerlo de Jetkhati Wonglert, que así se llama el protagonista de esta historia, fue a través del vandalismo, destrozando varios coches e, incluso, intentando quemar su propia casa.

Un chantaje que no acaba

Y no se trata de un calentón del muchacho, ya que, al parecer, lleva cuatro años con esta estrategia. Eso sí, fruto de la misma ya ha hecho el vándalo con ocho coches, incluido el ultimo, que pertenecía a un profesor y que estaba aparcado junto a la oficina del gobierno de la provincia tailandesa de Si Sa Ket, donde trabaja su madre.

¿Cómo destrozar un BMW? Una joven YouTuber te lo enseña

Según cuentan los medios locales, el chantaje comenzó en 2016, cuando pidió a su madre el dinero para la moto. Tras varios actos vandálicos, la pobre mujer no tuvo otra que darle la cantidad que pedía. No obstante, a pesar de conseguir el dinero, los ataques no han cesado y la policía, a pesar de la protección maternal, ha decidido tomar cartas en el asunto y ha emitido una orden de arresto contra Wonglert.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche