Noticia

Destroza el coche de la vecina que le increpó por hacer running en la cuarentena

Ampliar

28 de abril, 2020

Un runner, increpado por una vecina por correr durante la cuarentena, se ha tomado venganza con su coche y lo ha destrozado a martillazos.

Durante este estado de cuarentena que estamos sufriendo hay veces que perdemos los nervios. Es, hasta cierto punto, normal, ya que ya son muchos días confinados en nuestros hogares, con desplazamientos limitados, con miedo ante posibles contagios, incertidumbre por el futuro económico, etc.

No obstante, por muy nerviosos o estresados que estemos nada justifica la acción que os vamos a contar. Ocurrió hace unos días en Italia e, inmediatamente, se convirtió en algo viral. A través de varios vídeos publicados en Twitter podemos ver como una mujer, desde su balcón, increpa a un corredor que estaba practicando “running” en Montesilvano (Abruzzo).

Al contrario que en España, al menos por el momento, no está prohibido abandonar el confinamiento para la práctica individual de deporte, pero a la señora, como a otras muchas en Italia, esto no les parece bien y se dedican a increpar a quienes lo hacen.

Un runner enfurecido

No obstante, el runner no decidió mantener una actitud pasiva y hacerse el loco ante los improperios de la señora del balcón, que, según los medios locales, era su vecina, por lo que decidió responder a los insultos, encararse con ella, amenazarla de muerte y, lo que es peor, se lió a martillazos con el coche de la mujer, que estaba aparcado en la calle.

El corredor enfurecido y fuera de sí no se detuvo a pesar de los gritos y sollozos de la mujer desde su hogar, dejando el coche en no muy buen estado, con los cristales rotos y bastantes abolladuras por toda la carrocería.

Tal vez te interese: Tras la cuarentena, el coche privado será el medio de transporte favorito

Las imágenes, después de publicarse en redes sociales, se popularizaron casi instantáneamente, con la mayoría de la gente criticando y censurando la actitud del runner con el coche de la mujer (también con las amenazas de muerte). Lo que está claro, habiendo además pruebas documentales, es que el corredor habrá de hacer frente a los gastos de la reparación y no sabemos si a alguna sanción extra por su desafortunado y reprobable comportamiento.

Información sobre el estado de alarma y crisis del coronavirus:

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche