Noticia

¡Increíble! Le pillan en un control borracho y tiene que confesar: “me voy a tomar cervezas”

Ampliar

09 de abril, 2020

La Guardia Civil ha detenido a un conductor borracho que, tras intentar engañar a los agentes con una bombona, confesaba: “me voy a tomar cervezas”.

Ya es censurable que alguien se salte el confinamiento del estado de alarma por motivos no justificados, como son, entre otros, los desplazamientos por causas laborales o de adquisición de alimentos y productos básicos; pero el protagonista de esta noticia de hoy suma unos cuantos puntos más para convertirse en el “irresponsable de la semana”.

Puede que te interese: Multado un coche sin ITV, en mal estado, haciendo…

Este conductor sevillano casi duplicaba el máximo de alcohol permitido al volante y, según el mismo reconocía a las autoridades, se dirigía a «tomar cervezas a casa de un amigo”, aunque antes había declarado que «necesitaba comprar una bombona de butano” que portaba en los asientos traseros y que aumentaba la peligrosidad ante un posible accidente, que podía ser más probable al conducir bajo los efectos del alcohol.

La bombona, como excusa para saltarse el confinamiento

Según relatan los efectivos de la Guardia Civil que le dieron el alto, durante la madrugada de este pasado domingo, mientras que realizaban un control en una carretera de la provincia de Sevilla para vigilar el cumplimiento de las restricciones a la movilidad ciudadana del estado de alarma, dieron el alto a un turismo cuyo conductor alegó, como excusa, que «necesitaba comprar una bombona que portaba en los asientos traseros».

Estos son los 7 motivos por los que puedes coger el coche durante el estado de alarma

No obstante, «las incoherencias» mostradas durante la conversación mantenida con el conductor del turismo, hicieron sospechar a los agentes de que podía estar conduciendo bajo los efectos del alcohol, por lo que sometieron al individuo a nueva prueba de alcoholemia.

Ésta confirmó la sospecha de los agentes y dio positivo con una tasa de 0,48 miligramos de alcohol por litro de aire expirado, es decir casi el doble de lo permitido. El conductor, ante las evidencias y la imposibilidad de justificar el desplazamiento de una manera coherente, fue denunciado por alcoholemia positiva y por saltarse las medidas de confinamiento, confesando finalmente que se desplazaba para tomar unas cervezas a casa de un amigo.

Especial #QuédateEnCasa, los contenidos de motor más entretenidos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche