Demanda de personal

La industria automovilística no deja de crecer y ahora el personal de alta cualificación es insuficiente por lo que la demanda de estos profesionales aumenta en este país

La industria automovilística no deja de crecer y ahora el personal de alta cualificación es insuficiente por lo que la demanda de estos profesionales aumenta en este país

Shanghai, 6 ago (EFE).- China carece de suficiente personal de alta cualificación para sostener por sí misma el desarrollo interno que espera experimentar en los próximos años su sector del automóvil, según datos de la Federación de la Industria de Maquinaria de China, que recoge hoy la agencia oficial, Xinhua. China está necesitada de talentos propios, indicó Zhang Xiaoyu, un experto de la federación, sobre todo en el campo del diseño de vehículos.

En el país, donde conviven con las multinacionales, que producen y venden sus modelos dentro de empresas mixtas con compañías chinas, hay cerca de un centenar de fabricantes locales, mientras sólo se graduan al año entre 6.000 y 7.000 jóvenes especializados en este sector, dijo Yu Zhuoping, de la universidad de Tongji (Shanghai). China espera contar con más de 3,57 millones de trabajadores en empresas de automoción en 2010, y alcanzar los 7,76 millones en 2020, pero necesita apoyar su crecimiento en un número mayor de profesionales, entre ellos también los especializados en venta, financiación y seguros de vehículos, añadió Yu. El gigante asiático vendió más de siete millones de coches en 2006 y espera vender más de 10 millones en 2010, para convertirse en el mayor mercado mundial de automóviles, por delante de Estados Unidos. Por su parte, el mayor fabricante chino, la Corporación Industrial del Automóvil de Shanghai (SAIC), anunció que pretende concentrar todos sus recursos de investigación y desarrollo (I+D) en China, Reino Unido y Corea del Sur para impulsar el desarrollo de modelos de su propia marca. SAIC, que produce modelos con Volkswagen y General Motors, dentro de dos empresas mixtas en China, presentó el año pasado el primer modelo de su primera marca propia, el Roewe 750C (Rongwei, en mandarín), versión china del antiguo Rover 75, que resucitó con los derechos adquiridos a la extinta firma británica MG Rover.

SAIC cuenta con centros de I+D en Shanghai (China), con instalaciones adquiridas a la propia MG Rover en Reino Unido, y con las surcoreanas de la firma SsangYong Motor, que controla al ser su accionista mayoritario. La corporación china espera vender cerca de 600.000 modelos de sus propias marcas para 2010, aproximadamente el 30 por ciento de sus ventas de dos millones de vehículos anuales. Mientras el Roewe 750 se comercializa en China desde marzo, entre los planes de SAIC está desarrollar vehículos basados en energías más limpias y modelos híbridos. Pekín está empujando a sus fabricantes nacionales a que, además de fabricar junto a las grandes multinacionales, empiecen a desarrollar sus propias marcas y modelos. Las autoridades chinas no ocultan que quisieran que el país cuente con tres o cuatro grupos automovilísticos con suficientes recursos y tecnología como para triunfar en todo el planeta, de manera parecida a como en su día se erigieron las grandes marcas japonesas y surcoreanas.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba