Dani Sordo saldrá en Turquía con el coche de Loeb

El cántabro volverá a correr en tierra como primer piloto del equipo y junto a Colin Mc Rae

El cántabro volverá a correr en tierra como primer piloto del equipo y junto a Colin Mc Rae

Kemer (Turquía), 9 oct (EFE).- Dani Sordo, que conducirá en el Rally de Turquía el Xsara que pilotó en Chipre el francés Sebastian Loeb, campeón del mundo que es baja tras sufrir un accidente, explicó que las directrices de su equipo, el Kronos Total-Citroen, es que “salga como siempre, suelto y sin presión”. “Voy a esforzarme al máximo para cumplir con mi papel”, aseguró el piloto cántabro, quien explicó que tras sus últimas salida de pista estaba un poco temeroso pero que las últimas pruebas organizadas por Citroen Sport “han ido muy bien” y se siente “con más confianza”.


No obstante, Sordo, ex campeón mundial junior, reconoció que el hecho de que los siguientes rallys, Turquía, Australia y Nueva Zelanda, no sean sobre asfalto no le benefician. “Si las próximas carreras se celebraran sobre asfalto seguro que podría ayudar mucho al equipo en la obtención de puntos de constructores, pero el complicado Turquía en primera instancia y luego Australia y Nueva Zelanda son rallys con un tipo de pista muy especial y difícil para rodar jugándote algo”, comentó.


Sordo, que tendrá como compañero al escocés Colin McRae, relevo de Loeb, intentará aportar los máximos puntos al equipo Kronos para el campeonato de constructores así como para defender su tercera posición en la general del Mundial, objetivo que se le ha complicado después de retirarse en las últimas tres carreras, dos por accidente y otra por una exclusión por cuestiones de seguridad. El también español Xevi Pons explicó que el de Turquía es un rally que le gusta “mucho”, “es muy similar a Chipre, pero tiene tramos que en cada pasada están mejor y son bonitos, aunque también y por lo general muy rápidos”. “Las mecánicas no sufrirán tanto y será muy importante acertar con los neumáticos, un aspecto que nosotros hemos probado y tenemos muy definido”, indicó Pons, quien añadió que la mayor dificultad que se pueden encontrar es que llueva, puesto que “con agua el piso patina mucho”. De esta manera, el objetivo del piloto del RACC “es hacer una carrera de menos a más y lograr el mejor resultado posible”. Por otro lado, aunque su programa mundialista tenía que acabar en Turquía correrá como mínimo dos pruebas más, las de Australia y Nueva Zelanda, algo que le hace estar “muy contento” porque son carreras que le “encantan, rápidas y bonitas”.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba