Noticia

Ojo a las piezas falsificadas: están creciendo su venta y son peligrosas

Ampliar

12 de junio, 2020

La venta de piezas falsificadas y recambios piratas está creciendo. Así lo advierte la DGT, que nos recuerda su potencial peligrosidad en el coche.

Las piezas falsificadas y los recambios piratas, a pesar de su precio reducido, son un peligro para los coches y, por ende, para los conductores que los conducen. El problema es que su venta sigue aumentando y que, previsiblemente, lo seguirá haciendo en una época de incertidumbre económica como el que nos está tocando vivir.

La Dirección General de Tráfico (DGT) no es ajena a esta preocupación y la ha compartido a través de las redes sociales, advirtiendo a los usuarios que no opten por este tipo de piezas por su potencial peligro y falta de garantía,

Ante las piezas falsificadas de coche, redoblar la atención

Estos recambios piratas son difíciles de identificar en bastantes ocasiones,  ya sea por el desconocimiento del conductor o por su parecido a una pieza original y garantizada, aunque su bajo precio puede ser una pista determinante.

Por ello, la DGT nos alerta de que desconfiemos si nos encontramos con piezas cuyo precio está muy por debajo del precio de mercado y sospechemos de “superofertas”. El problema de estas piezas es que no están homologadas ni han sido probadas por la marca, con lo que su durabilidad y su correcto funcionamiento queda en duda, pudiendo afectar a componentes vitales del coche, como el motor o los frenos, y suponiendo un peligro importante para la seguridad vial.

Las 5 mentiras que más cuentan los malos mecánicos

Para evitar posibles engaños, Tráfico nos recomienda comprar en sitios oficiales o de contrastada credibilidad y tener mucho cuidado de nuestras adquisiciones a través de Internet, donde este mercado de piezas falsas tiene un mayor desarrollo.

Según Europol, el órgano encargado de facilitar las operaciones de lucha contra la delincuencia en el seno de la Unión Europea, es habitual la venta de airbags, pastillas de freno o amortiguadores bajo la etiqueta de marcas de reconocido prestigio.

Así que, para evitarlo, debemos redoblar la atención a la hora de comprar, realizando una inspección visual para detectar incoherencias y acudir a talleres de confianza y dejarse aconsejar por el mecánico profesional a la hora de realizar una operación en nuestro coche.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche