Cuidado con los cruces, porque son mortales

Cuidado con los cruces, porque son mortales

Según un informe de Formaster (Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial ), más del 21% de los muertos en accidentes de tráfico se producen en los cruces e intersecciones, especialmente aquellos que son en cruz.

Parece lógico pensar que un cruce es un lugar peligroso simplemente porque varios coches llegan al mismo punto, lo cual multiplica el riesgo de chocar entre ellos. Para hacernos una idea de cuánto aumenta la probabilidad de tener un accidente en un cruce nos dan un dato que lo deja claro: de todos los fallecidos en accidente de tráfico, nada menos que el 21,5% han sido en un cruce o intersección. Si tenemos en cuenta que hay muchos más miles de kilómetros de tramos de carretera sin cruces ni intersecciones, queda claro que debemos ser mucho más precavidos en cada cruce.

Según el informe hecho público por Formaster (Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Seguridad Vial) la intersección más peligrosa y, por tanto, la que más accidentes con personas lesionadas conlleva es la de forma de “X” o “+” con el 43% de los siniestros, seguido de los cruces en “T” o “Y” (incorporaciones a autovías o autopistas o estrechamientos de la calzada) donde se producen el 29,2% de los incidentes viales con víctimas.

Rotondas: más seguras que los cruces

Circulación en rotondas
Circulación en rotondas
Ampliar

La intersección giratoria, conocida popularmente como rotonda, tiene la menor siniestralidad, pues sólo el 22,3% de los accidentes suceden en ellas, aunque hay que decir que este porcentaje sube hasta el 35% cuando la rotonda se sitúa en zonas interurbanas, principalmente debido a la alta velocidad y el poco tiempo que tiene el conductor para reaccionar ante ella.

La mortalidad en las intersecciones en vías y carreteras españolas es muy alta. Sólo en 2016, últimos datos registrados por la DGT y estudiados por Formaster, el 21,5% de los fallecidos en un coche fue debido a un accidente en un cruce, un porcentaje elevadísimo según considera la Asociación Formaster, pues supone 389 fallecidos. Además, de los casi 142.200 heridos registrados en las carreteras de España, más de 54.400 -un 38,3%- fueron heridos leves o graves por un siniestro en un cruce.

Un aspecto preocupante que ha observado Formaster entre los datos de siniestralidad en las intersecciones es el aumento del número de accidentes mortales en los cruces  sucedidos en núcleos urbanos, principalmente debido a la velocidad de los vehículos y el poco respeto que a la prioridad y a las señales en estas zonas.

Los dos accidentes más comunes en una intersección son:

  • El alcance entre dos vehículos: esto es debido a que no se guarda la distancia de seguridad reglamentaria y en ciudad a que se conduce con mayor distracción.
  • El alcance frontolateral: en é, uno de los coches tiene daños frontales mientras que el segundo coche implicado presenta daños laterales. Precisamente, el mayor perjudicado en estas colisiones suele ser el vehículo con daños laterales porque es la zona más débil y sensible del coche. Hay que recordar que las puertas son siempre zonas muy ligeras para que se puedan abrir y cerrar con mayor facilidad y menor esfuerzo, lo que hace que los golpes laterales sean muy peligrosos y mucho más letales.

El daño más común en un accidente en un cruce es el latigazo cervical lateral donde el conductor no tiene elementos de seguridad para mitigar estos golpes en el cuello que pueden producir grandes lesiones. A día de hoy, todos los vehículos cuentan con airbag delanteros y diversos sistemas para mitigar los efectos de los choques frontales o alcances traseros, pero sólo los coches de alta gama y los más nuevos vienen dotados con airbags de cortina o laterales.

5 Consejos para hacer un cruce con total seguridad

¿Un cruce peligroso? En el AstaZero se trabaja sobre ello.
Sabiendo que los cruces son peligrosos debemos tomar precauciones.
Ampliar

Formaster ha elaborado cinco consejos enfocado a mejorar nuestra seguridad en los cruces e intersecciones y para ello nos da estos cinco consejos:

  1. Cuando se acerque a un cruce debe moderar siempre la velocidad del vehículo.
  2. Hay que extremar la precaución en aquellas intersecciones donde se tiene preferencia pero mala visibilidad.
  3. En las intersecciones con un STOP y buena visibilidad, siempre hay que pararse y nunca actuar como si hubiese una señal de ceda el paso.
  4. Contar hasta tres antes de reanudar la marcha. Nunca olvidar que una intersección con STOP deja claro que es un cruce peligroso. Además, si el coche que precede en el cruce con STOP realiza el cruce o la intersección no quiere decir que nosotros podamos pasar inmediatamente. Siempre hay que parar  y hacer el STOP debidamente.
  5. Antes de incorporarse a un vía en un cruce mirar correcta y repetidamente a ambos lados de la carretera (izquierdo – derecha, izquierda – derecha).
  6. No tener prisa a la hora de hacer el paso o salida en una intersección. Las prisas en un cruce hacen no medir correctamente la distancia ni la velocidad del vehículo que circula por la vía que se quiere cruzar o a la que nos se quiere incorporar. Es preferible esperar y dejar pasar al vehículo que tiene preferencia antes de hacer un giro brusco y deprisa que es mucho más peligroso.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba