Noticia

Cuándo y cómo prescribe una multa de tráfico

Ampliar

12 de marzo, 2021

Que te sancionen no es nada agradable y supone una multa económica... aunque puede prescribir: descubre cómo y cuánto tiempo ha de pasar.

De vez en cuando ves en el telediario o lees en los periódicos que ese o aquel corrupto o delincuente no hará frente a determinado delito porque ha prescrito. Aparte de la indignación lógica que puedes sentir, seguro que también pasa por tu cabeza que cuándo prescriben o caducan algunas de las sanciones de tráfico que has podido (o no) recibir.

La respuesta no es simple, ya que dependiendo de la multa varía el tratamiento o plazo y en función de la gravedad de la misma, cambia el tiempo de caducidad.

Lo más importante que debes conocer es que tú no puedes hacer nada para que tu multa prescriba, sino que será gracias a que la Administración no haga bien su trabajo.

Las multas prescriben en un período entre tres y seis meses

<span style=Aparte de la entrega en mano de la sanción (cuando eres parado por agentes de la Guardia Civil que te han “pillado” haciendo las cosas mal), la Dirección General de Tráfico normalmente te envía una comunicación certificada con acuse de recibo." >

Aparte de la entrega en mano de la sanción (cuando eres parado por agentes de la Guardia Civil que te han “pillado” haciendo las cosas mal), la Dirección General de Tráfico normalmente te envía una comunicación certificada con acuse de recibo.

Ampliar

También a través de la Dirección Electrónica Vial (DEV), la DGT notifica las sanciones y el sistema verifica la fecha y la hora del envío, así como el acceso a su contenido (es decir, atestigua que has visto la notificación). En ese momento, la notificación se considera practicada a todos los efectos legales.

Incluso, la DGT ha confirmado que a través de su app miDGT también se podrá (a la espera de una actualización) recibir la notificación de que has sido sancionado.

Puede que te interese: La multa por radar más cara de la historia

Si no ocurre ninguno de estos supuestos y tu multa no se te comunica en un determinado plazo, quedará prescrita. ¿Y cuál es ese plazo?

Para las infracciones leves, el plazo de caducidad es de tres meses, mientras que para las graves y muy graves se considera que han prescrito a los seis meses. El plazo comienza a contar a partir del mismo día en el que se comete la infracción de tráfico, aunque has de tener en cuenta que el periodo se puede interrumpir durante, como máximo, un mes mientras la Administración averigua la identidad o domicilio del infractor.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche