Noticia

F1: Vettel se impone en un polémico GP de Malasia

2 fotos

Ampliar

24 de marzo, 2013

El alemán Sebastian Vettel (Red Bull) logró hoy su vigésimo séptima victoria en la Fórmula 1 después de imponerse en un controvertido Gran Premio de Malasia en el que desoyó las órdenes de su equipo de no adelantar a su compañero, Mark Webber, en las vueltas finales.

En el circo de la Fórmula 1 cada punto es vital, o eso debió pensar Sebastian Vettel, triple campeón mundial, después de sobrepasar a Webber en un adelantamiento en los últimos giros del GP de Malasia que podía haber tenido consecuencias nefastas para la escudería austriaca.

Desoyendo al director de Red Bull, Christian Horner, que ordenó mantener la posición a sus pilotos para asegurar los puntos, el joven prodigio alemán se jugó un arriesgado adelantamiento para sumar una nueva victoria y colocarse como líder del Mundial, sobrepasando al finlandés Kimi Raikkonen (Lotus), vencedor en Australia y séptimo en Malasia.

Esta acción enfureció a su compañero de equipo, el veterano australiano, Mark Webber, curtido en mil batallas, pero que ve temporada tras temporada como por unas cosas o por otras su compañero de equipo siempre está delante. Quizás sea fallo de Red Bull, que debería impedir que Webber se hiciese ilusiones diciéndole a las claras que es el segundo piloto del equipo. Vettel ha superado a su compañero en cada uno de los cuatro años que llevan juntos, con lo que no sería una quimera plantear tal situación.

«Después de la última parada en boxes, el equipo me dijo que la carrera había terminado, que nos mantuviéramos en esas posiciones y arriesgáramos lo menos posible de cara al final. Vettel tomó sus propias decisiones y no hizo caso a las órdenes de equipo, pero no pasará nada porque está protegido. Siempre sucede lo mismo», espetó enfadado el piloto australiano tras la carrera.

Pese al enfrentamiento entre los dos Red Bull, la escudería austríaca volvió a demostrar su superioridad en el circuito, en una carrera en la que los únicos que pudieron hacerle frente fueron los Mercedes del inglés Lewis Hamilton y del alemán Nico Rosberg, enfrascados también en una pelea por subir al tercer puesto del cajón.

A diferencia de Vettel, Rosberg acató las órdenes de su equipo que, pese a rodar más rápido que el nuevo fichaje de la escudería alemana, no le permitieron adelantar al británico por miedo a perder unos valiosos puntos para el mundial de constructores.

Alonso, fuera a las primeras de cambio

Fernando Alonso abandonó en la segunda vuelta del GP de Malasia.

2 fotos

Ampliar

El gran premio fue dramático para el español Fernando Alonso (Ferrari).  En la que iba a ser una carrera casi de celebración para Alonso, la carrera en la que festejaba su gran premio número 200 desde su llegada a la Fórmula 1 en 2001, un ligero toque con Vettel saliendo de la primera curva de la primera vuelta dañó su alerón delantero y le condenó a un abandono con el que nadie contaba.

Pese a intentar continuar, el alerón salió por los aires en la recta de meta, lo que le obligó a abandonar la carrera en el segundo giro. Una entrada en boxes a tiempo hubiese evitado el abandono, pero un exceso de ambición al tratar de pelear por la victoria pudo más que una decisión más racional que hubiese casi asegurado algunos puntos para Alonso.

«No hemos tenido suerte hoy y es una pena, porque podíamos haber luchado con los Red Bull, pero las circunstancias no ayudan», dijo el español tras el gran premio.

El resultado de la carrera de hoy deja a Vettel en la misma posición en la terminó la pasada temporada, en lo más alto del mundial de pilotos, seguido por Raikkonen, a nueve puntos, Webber, a catorce, Hamilton, a quince, y Massa, a veintidós. Alonso, que aseguró estar «ya centrado en las siguientes carreras», marcha sexto, pero confiado en que las peleas internas de los líderes y el buen rendimiento de su Ferrari puedan ayudarle a acortar distancias con los de arriba en los próximos grandes premios.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche