Noticia

F1 Gran Premio de Alemania: Alonso refuerza su liderato

2 fotos

Ampliar

22 de julio, 2012

El piloto español logró la victoria en territorio germano y pudo ampliar la ventaja respecto a sus perseguidores en el campeonato del mundo. Vettel, que acabó segundo, fue sancionado con veinte segundos por un adelantamiento indebido y finalizó en quinta posición.

Tercera victoria de la temporada. Foto: Ferrari.com

Vettel descendió al quinto puesto

Fernando Alonso dio un importante paso hacia su tercer título mundial de Fórmula 1 al redondear un fin de semana de ensueño en Hockenheim, donde, después de firmar la ‘pole’ el sábado, ganó el Gran Premio de Alemania.

Alonso fortaleció su liderato al imponerse en el circuito alemán -escenario en el que ya había ganado en 2005, con Renault, y en 2010, con su actual equipo-, esta vez, tras la sanción por adelantamiento antirreglamentario del local Sebastian Vettel, por delante del inglés Jenson Button y del finlandés Kimi Raikkonen, que acabaron segundo y tercero.

El español ya había causado una gran impresión durante todo el fin de semana, especialmente en la cronometrada principal, en la que se exhibió sobre seco, mojado y en condiciones de lluvia extrema, firmando la vigésima segunda ‘pole’ de su carrera, la segunda -consecutiva- de la temporada y la cuarta desde que pilota de rojo.

Alonso efectuó una gran salida, pero Vettel -cuyo monoplaza, al igual que el de su compañero Webber, fue investigado antes de la prueba, por parte de los comisarios, que no vieron motivo de sanción por una alteración del mapa motor- venía fuerte por detrás. Ambos fueron abriendo hueco, con el alemán rodando las primeras vueltas a unas nueve décimas por detrás del español, que, por conducto radiofónico calmaba a sus ingenieros: en el decimoquinto giro la diferencia ya superaba los dos segundos.

Button puso en apuros a Alonso. Foto: Ferrari.com

2 fotos

Ampliar

Fernando comandaba con dos segundos sobre el alemán, 5,6 sobre Button y con 11,8 sobre Raikkonen -de nuevo con blandas-, que rodaba cuarto. Vettel rodaba deprisa y se acercaba, peligrosamente, llegando a estar a seis décimas de Alonso en la vuelta 30. Pero el genial piloto asturiano, un hueso muy duro de roer, resistía las embestidas del bicampeón de Heppenheim y en el ecuador de la prueba, tras el trigésimo cuarto de los 67 giros, lideraba con un segundo sobre el alemán y con 3,5 sobre Button.

Que en esos momentos también doblaba a un Hamilton, que molestó a Vettel cuando éste le dobló y que volvió inmediatamente después a desdoblarse de ambos. Rodó unas vueltas entre Alonso y el alemán, protagonizando un curioso capítulo de difícil comprensión para quien se hubiera puesto a ver la carrera en ese preciso instante.

En la 41, Alonso y Vettel efectuaron su segunda parada -de nuevo a medios-, que se saldó con la pérdida de un puesto del alemán en favor de Button, que había parado antes que ellos, asimismo para repetir compuesto duro.

La batalla por el segundo puesto favorecía en esos instantes al capitán de Ferrari, pero Button acabó superando con claridad a Vettel, convirtiéndose en alternativa de poder, al mismo tiempo que en indirecto aliado del campeón astur, que aspira a ganar este año su tercer titulo mundial.

A diez para meta, Fernando le llevaba seis décimas al inglés y 2,8 segundos a Vettel; con Raikkonen, cuarto, a 14,4; y los dos Sauber de Kobayashi y Pérez en quinta y sexta posición.

En McLaren estaban convencidos de que la victoria era factible y así se lo comunicaron por radio a Button, instantes después de que abandonase Hamilton. Quizá para motivarlo. O porque midieron mal: Jenson aún se vio superado por Vettel, que acabó siendo sancionado con veinte segundos por adelantar por fuera y descendió del segundo al quinto puesto final.

Adrian R. Huber

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche