Noticia

El coche del futuro frenará automáticamente si vas demasiado rápido

Ampliar

01 de agosto, 2019

La empresa alemana de neumáticos, Continental, ha desarrollado una tecnología de seguridad que permite al vehículo actuar en caso de circular a una velocidad superior a lo debido, según las condiciones de la carretera.

Continental ha presentado dos sistemas de seguridad y asistencia a la conducción, eHorizon y PreviewESC, que tienen como objetivo solucionar los problemas de seguridad y las condiciones peligrosas que pueden causar las condiciones climáticas adversas en las carreteras.

El sistema eHorizon tiene como función observar y analizar las condiciones de la carretera para clasificarlas en alguna de estas categorías: seco, mojado, muy mojado, cubierto de nieve o hielo. Una vez se conoce el estado de la vía, el sistema estima cuál es el coeficiente de fricción causado por esas condiciones. Para ambos análisis, utiliza unas cámaras instaladas en el vehículo y un sistema de control electrónico de estabilidad.

Los datos del coeficiente de fricción se transmiten a la nube y se comparan con el de otros vehículos en el área. La compañía también examina datos meteorológicos como la precipitación y la temperatura. Toda esta información se procesa y se envía de regreso a los vehículos para advertir a los conductores sobre posibles problemas futuros y, así, ayudar a predecir situaciones peligrosas. «Piense en eHorizon como un sensor virtual adicional que conecta datos de varias fuentes diferentes, los evalúa de forma inteligente y los transmite a otros vehículos», ha explicado el gerente de producto de eHorizon, Anton Klöster.

Te puede interesar: Peligros de conducir con lluvia, de las primeras gotas al aquaplaning

PreviewESC: no más accidentes al tomar curvas a demasiada velocidad

Otro de los sistemas que ha desarrollado Continental es el PreviewESC. Este prototipo se basa en la tecnología del eHorizon, pero lleva las cosas aún más lejos. Mediante el coeficiente de fricción y el radio de curva de la carretera por delante, determina si un vehículo viaja demasiado rápido o no para tomarla. Si esto ocurre, el sistema puede advertir al conductor que disminuya la velocidad.

En caso de que no se haga caso al aviso, el sistema puede aplicar automáticamente los frenos para desacelerar el coche. La compañía de neumáticos afirma que esta tecnología es útil para las curvas ciegas. También, según Continental, ayuda si el conductor se distrae o juzga mal las condiciones del camino. Además, la empresa alemana remarca que la intervención de frenado ocurrirá antes en caminos mojados o con hielo.

Los repartidores del futuro serán vehículos autónomos y robots

Sin embargo, el objetivo de Continental no solo está en el presente. Esta tecnología, según la empresa de neumáticos, también es necesaria para los vehículos autónomos. Los coches que se conducen solos deberán saber cómo manejar las malas condiciones del camino. Al igual, la compañía está explorando otros usos del este sistema, como la posibilidad de determinar el momento óptimo para realizar las funciones de frenado de emergencia. «Las maniobras de frenado de emergencia deben iniciarse en diferentes momentos dependiendo del coeficiente de fricción actual de la carretera para evitar de manera segura una colisión con un obstáculo», ha afirmado el portavoz de Innovación y Tecnología de Continental, Enno Pigge.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche