Noticia

Continental se centra en el caucho natural de diente de león

Ampliar

25 de agosto, 2016

El caucho natural de diente de león podría ser el material del futuro para la elaboración de neumáticos. Este material puede cultivarse en Europa septentrional y occidental y contribuye a la utilización sostenible y socialmente viable de los recursos existentes.

Continental prevé ampliar su proyecto Taraxagum (neumáticos con caucho de diente de león) con un centro de investigación para la industrialización del cultivo y procesamiento del caucho de diente de león, en colaboración con el Instituto Fraunhofer IME, el Instituto Julius Kühn, y ESKUSA, expertos en nutrición para plantas afincados en Parkstetten, Alemania. El plan del proyecto de Continental consta de una inversión de 35 millones de euros en la primera fase del centro de investigación «Laboratorio Taraxagum Anklam».

El foco de la inversión en la primera etapa se centrará en investigación y desarrollo, lo que sienta las bases para un mayor crecimiento y creación de puestos de trabajo en esta región. El objetivo de este proyecto es lograr una utilización sostenible de diente de león como base de materia prima local y regional. El próximo hito a medio plazo será la comercialización de este cultivo y el uso de las materias primas creadas a partir de diente de león ruso de forma local.

Los materiales

Una pequeña serie de neumáticos Taraxagum de prueba (con banda de rodadura fabricada con caucho de diente de león) obtuvieron unos resultados muy positivos en la prueba comparativa frente a neumáticos convencionales fabricados a base de caucho natural del árbol de caucho Hevea Brasiliensis.

Continental comenzó hace cinco años a trabajar en el desarrollo de Taraxagum. El diente de león ruso se ha cultivado de tal manera que se podría producir en mayores cantidades que los tradicionales árboles de caucho de los trópicos. También se han desarrollado nuevos métodos de proceso y producción para la extracción y utilización del caucho natural de la savia de látex de las raíces de las plantas, que se utiliza en la producción de neumáticos y de otros productos de caucho.

Para los primeros prototipos Continental ha producido neumáticos de invierno para vehículos de pasajeros y también soportes de motor con Taraxagum. El diente de león puede cultivarse en Europa septentrional y occidental, lo que hace que las rutas de transporte a los puntos de producción europeos sean mucho más cortas y contribuye a la utilización sostenible y socialmente viable de los recursos existentes.

Los institutos y empresas que participan en el proyecto ya han recibido premios reconocidos internacionalmente por los avances que han hecho. En 2014, por ejemplo, el proyecto recibió el Green Tec Award, y en 2015 el premio Joseph von Fraunhofer de la Sociedad Fraunhofer.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche