Noticia

Se congela la subida del impuesto de matriculación

Ampliar

24 de junio, 2021

La subida del impuesto de matriculación que se impuso el 1 de enero con la entrada en vigor del ciclo WLTP para el cálculo de los tramos impositivos se congela hasta 2022. Aunque se trata de una buena noticia para el sector y para los compradores, ¿qué pasa con todos los que ya han pagado el impuesto durante los primeros 6 meses del año?

La entrada en vigor el pasado 1 de enero del uso del ciclo de homologación WLTP para el cálculo de los tramos impositivos de cada vehículo en base a sus consumos y emisiones supuso un notable incremento en el precio final de los vehículos. Dicho aumento es una de las causas que podría estar detrás de la fuerte caída en ventas que llevamos en lo que va de año. Tras las voces alzadas en contra, el Gobierno ha dado marcha atrás y ha dejado la puerta abierta para que el Senado haya aprobado la congelación del impuesto de matriculación hasta 2022 con 161 votos a favor, 1 en contra y 100 abstenciones.

Te interesa: qué es el ciclo WLTP

La aprobación definitiva queda pendiente de un trámite en el Congreso después de que el Senado haya dado luz verde a la enmienda incorporada en el proyecto de ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal.

Este resultado ha sido posible después de que el Grupo Parlamentario Socialista del Senado haya rectificado y haya aceptado una congelación del impuesto de matriculación hasta final de año, después de que los partidos de la oposición forzasen este cambio de parecer para rebajar la subida del precio de los vehículos tras la entrada en vigor de la nueva normativa de emisiones WLTP el pasado 1 de enero.

Esto es debido a que dicho impuesto está ligado a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que homologa cada automóvil. Al cambiar la legislación y hacerla más estricta, los coches registran una cifra mayor, por lo que pueden saltar de tramo en la tasa y tener que pagar más.

De esta manera termina, por el momento, uno de los temas que ha tenido en vilo durante semanas a todo el sector. Tras la entrada en vigor de esta normativa, el sector, sindicatos y muchos partidos políticos han puesto en marcha iniciativas para impedir una subida del precio de los coches en un momento en el que el mercado todavía está sufriendo las consecuencias de la pandemia.

Te interesa: en qué se diferencia el WLTP del NEDC

Así, el Congreso aprobó, a través de una enmienda del PDeCAT en la nueva Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, eliminar la subida del impuesto. Todo esto con los votos a favor del PP, Vox, Esquerra Republicana, Ciudadanos, PRC y el propio PDeCAT, mientras que PSOE y Unidas Podemos votaron en contra y el PNV se abstuvo.

En su documento, PDeCAT buscaba un cambio en los tramos de aplicación del impuesto de matriculación para revertir lo ocurrido el pasado 1 de enero, cuando se incrementó de facto el precio medio de los vehículos nuevos como consecuencia de la nueva legislación ambiental.

«La entrada en vigor de la normativa WLTP (más estricta) supondrá un aumento en el valor de emisiones oficiales, ya que el dato es aproximadamente un 20% superior al vigente. De no corregirse esta modificación de carácter estrictamente técnico, en España el impuesto de matriculación se vería inmediatamente incrementado y, además, para muchos modelos supondría perder la actual bonificación del impuesto«, reza el texto, que ya fue presentado a finales de 2020.

Sin embargo, días después el Grupo Parlamentario Socialista del Senado presentó una enmienda para echar abajo ese cambio y mantener la subida del impuesto de matriculación.

Pero ahora, según ha informado en una rueda de prensa el portavoz de PDeCAT en el Congreso, Ferran Bel, el PSOE ha llegado a un acuerdo para no suprimir la enmienda del PDeCAT, sino para limitar sus efectos hasta el 31 de diciembre de este año.

El político ha indicado que a su grupo le hubiese gustado que esta limitación fuera más extensa, hasta el 31 de diciembre de 2022, o al menos hasta julio de 2022. Aún así, ha mostrado su satisfacción por haber conseguido esta situación y ha avanzado que si el mercado continúa sufriendo las consecuencias de la pandemia, más adelante volverá a presentar una enmienda para mantener el impuesto de matriculación a niveles de 2020.

En la misma línea ha hablado la senadora socialista María Pilar Delgado Díez durante el debate de las enmiendas en el Senado, señalando que su partido es consciente de las dificultades que pasa el sector, pero que no hay que renunciar a los objetivos de reducción de emisiones, por lo que a través de una enmienda transaccional se congelará la subida del impuesto de matriculación hasta el 31 de diciembre de este ejercicio.

Cómo será el impuesto de matriculación en 2021

A partir de ahora y hasta finales de año los modelos que emiten menos de 144 gramos de dióxido de carbono (CO2) por cada kilómetro recorrido no pagarán el impuesto de matriculación, mientras que en la actualidad están exentos de abonar esta tasa los coches que emiten menos de 120 g/km.

También se modifica el resto de escalones, ya que los vehículos que emiten entre 144 y 192 gramos de CO2 pagarán un 4,75% de este impuesto (120-160 gramos hasta ahora), mientras que un 9,75% lo abonarían aquellos clientes que optasen por automóviles que emiten entre 192 y 240 gramos de CO2 (ahora está en los 160-200 gramos). El último tramo, a pagar por aquellos vehículos que expulsen más de 240 gramos, sería del 14,75% (en la actualidad pagan este porcentaje los que emiten más de 200 gramos de CO2 por kilómetro).

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche