¿Sabías que el coche eléctrico y el convencional son “igual” de seguros?

8 noviembre, 2011

Después de realizar un análisis profundo del coche eléctrico durante ochco meses, el Centro de Experimentación y Seguridad Vial de Mapfre (Cesvimap), en Ávila, ha corroborado "con sorpresa" que el grado de seguridad es "prácticamente igual" que el de un vehículo convencional.

Así lo ha confirmado hoy el gerente del Centro de Cesvimap, Ignacio Juárez, minutos antes de que se dieran a conocer los resultados de la investigación realizada en sus instalaciones de Ávila con un coche eléctrico, un Mitsubishi i-Miev. Las conclusiones se han presentado durante la tercera edición del Ciclo de Conferencias de la Cátedra Cesvimap de la Universidad Católica de Ávila, que este año se ha centrado en la fabricación, uso y reparación de esta nueva generación de automóviles.

Según Juárez, responsable del primer centro de investigación que estudia el coche eléctrico en España, entre los aspectos analizados desde el pasado febrero figuraba el de la seguridad, pudiendo demostrarse ya que se trata de un coche “seguro”, en la misma medida que los coches convencionales. Él mismo ha admitido la sorpresa que ha supuesto llegar a esta conclusión, teniendo en cuenta la teoría preconcebida según la cual estos turismos podían presentar un grado menor de protección al tener la parte delantera vacía, ya que no llevan motor, y contar con una zona trasera “muy reducida de espacio”.

En su opinión, en el caso de este Mitsubishi— que puede ser comparado con otros vehículos eléctricos—, está “muy bien construido (con aceros de alto nivel elástico de última generación”), lo que supone que desde el punto de vista de la “accidentabilidad” y la “deformabilidad” es un coche “seguro”.

Para llegar a esta conclusión, los técnicos de Cesvimap han experimentado con este turismo desde el pasado febrero realizando pruebas de uso por las vías urbanas e interurbanas, así como pruebas de impacto en la parte delantera y trasera a una velocidad de 15 kilómetros por hora. Como conclusión, el análisis también ha demostrado las limitaciones de los vehículos eléctricos que cuentan con un grado de autonomía muy pequeño, aunque el coste de las recargas es muy inferior al de la gasolina si utilizamos los postes eléctricos.

Precisamente esta tarde se ha inaugurado el primer punto de recarga de vehículos eléctricos en la provincia de Ávila, situado en las instalaciones de Cesvimap en Ávila, y hasta allí han llegado en dos bicicletas eléctricas BH Emotion Miguel Ángel García Nieto, alcalde de Ávila, e Ignacio Burgos, vicepresidente de la Diputación provincial, que a través de la Agencia Provincial de la Energía (APEA) colabora en la implantación de este tipo de energías. De hecho, ya cuenta desde el año pasado con tres coches híbridos y en 2012 pretende distribuir por la provincia otros diez puntos de recarga.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

felipe 13 noviembre, 2011

Para que estés informado al “

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba