Noticia

Comprar un coche será cada vez más caro

Ampliar

10 de abril, 2019

La normativa de emisiones de la Unión Europea que entrará en vigor en 2021 afectará no solo a los fabricantes, también a los consumidores, ya que las marcas tendrán que hacer una fuerte inversión en el desarrollo y producción de coches más respetuosos con el medio ambiente. En este contexto, una subida del precio de los coches parece inevitable.

Ante la nueva normativa de emisiones y las restricciones al tráfico puestas en marcha en algunas de las grandes capitales europeas, las marcas de coches se han lanzado a la electrificación de sus gamas  para, por un lado, cumplir con la normativa y, por otro, satisfacer la demanda creciente de automóviles propulsados con sistemas alternativos a los tradiciones motores de combustión.

La electrificación del automóvil, ya sea con coches 100% eléctricos, híbridos o híbridos enchufables, implica el desarrollo de nuevas tecnologías y, por lo tanto, una fuerte inversión por parte de los fabricantes. Al coste de estos nuevos desarrollos, se une también el equipamiento de seguridad que será obligatorio en todos los coches fabricados a partir de 2022, lo que también elevará el precio.

En este contexto, la industria del automóvil ha alertado ya en varias ocasiones de que comprar un coche será cada vez más caro. El último en hacerlo ha sido Luca de Meo, presidente de Seat, que ha señalado que, en la actualidad, las marcas tienen que tener en cuenta “la necesidad de invertir junto con el pago de posibles multas”, es decir, un escenario que “no sadrá gratis”.

La opción del GNC es una de las más atractivas del mercado actual

La opción del GNC es una de las más atractivas del mercado actual

Ampliar

Un panorama difícil para las marcas a partir de 2021

A partir del año 2021, el escenario se va a volver aún más complicado. La gama de las marcas no podrá exceder los 95 gramos de CO2 por kilómetro y, en caso de hacerlo, la multa será de 95 euros por cada gramo excedido.

Por tanto, para poder comercializar un deportivo con un motor gasolina de alta cilindrada, las marcas tendrán que equilibrar la balanza con coches de cero o muy bajas emisiones. Por tanto, los fabricantes deberán hacer un gran esfuerzo, ya que en la actualidad, muy pocos coches bajan de los 80 gramos de CO2 por kilómetro.

Por tanto, la única alternativa pasa por vender muchos modelos eléctricos e híbridos enchufables (más caros que un coche con motor térmico tradicional). Por ello, Luca de Meo afirma que hay que trabajar en alternativas más económicas para que los clientes con menos poder adquisitivo puedan renovar su coche. En este sentido, la gama GNC de Seat se convierte en una opción realmente atractiva.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche