Noticia

Compra un MINI Cooper S de 2005 y lo transforma en el simulador total

12 fotos

Ampliar

20 de abril, 2020

Brent Cheney compró por menos de 1.000 € un Mini Cooper S para transformarlo en el simulador de carreras soñado por cualquiera de nosotros.

Lanzamos una pregunta al aire. Si encontraras un Mini Cooper S del año 2005 por un precio más que apetecible pero en el que invertir una cantidad de dinero importante ¿qué harías con él? Hay quien lo vería como una oportunidad e iría ‘restaurándolo’ poco a poco hasta dejarlo como el primer día. En cambio, otros, los menos todo es cierto, verían otro tipo de posibilidades en él y lo transformarían en el simulador de carreras total.

Te puede interesar: #QuédateEnCasa: lo mejor del motor para pasar la cuarentena

Lo último es, precisamente, lo que ha hecho Brent Cheney en su casa de South Jordan, Utah (EE.UU) quien por fin ha visto cumplido su sueño. Cheney vio la oportunidad en el momento en el que encontró este Mini Cooper S del año 2005 valorado en 1.000 dólares (unos 920 € al cambio). Que tuviera un fallo irremediable en el motor no fue un impedimento, pues sus intenciones eran claramente otras.

Así se ha transformado en simulador

Una vez lo trasladó, en grúa, a su vivienda particular e hizo hueco en el sótano, se puso manos a la obra. Lo primero que hizo fue vaciarlo por completo, quitándole asientos, cableado, motor y resto de componentes. No contento con eso, cogió una radial y partió el coche, literalmente, por la mitad para poder trasladarlo al sótano. Con todo lo necesario ya colocado y con más de 200 soportes metálicos que le devolvieron su forma original comenzó la cibertransformación. Como ves en las imágenes el realismo conseguido es digno del mejor centro técnico de la Fórmula 1 ya que este Cooper S incorpora un monitor curvo de 49 pulgadas que encaja perfectamente en el hueco del parabrisas, mientras que el equipo de sonido es un Harman Kardon compuesto por seis enormes altavoces y un subwoofer que nos trasladarán directamente a cualquier circuito.

En lugar de parabrisas hay colocada una pantalla curva de 49 pulgadas.

12 fotos

Ampliar

No solo eso, sino que para transmitir el mayor realismo posible, Cheney también instaló un sistema de vibración situado bajo los asientos, mientras que el ordenador que es capaz de trasladarnos a la emoción de cualquier gran premio se coloca en el vano motor. Por último, el volante empleado es un Fanatec Podium F1 Edition.

Como ves, Cheney no ha escatimado en absolutamente nada para conseguir lo que muchos desearíamos tener en nuestro garaje o sala de juegos. Ahora bien hay que tener el conocimiento, el tiempo y, sobre todo, el dinero disponibles para poder realizarlo. A tenor de esto, si te estás preguntando cuánto le costó a Cheney este simulador o cuántas horas ha invertido en él, lo cierto es que te sorprendería.

Tal y como ha contado en una entrevista realizada a Carscoops, “el tiempo total fue de aproximadamente de seis semanas, aunque si lo contabilizamos por horas, fueron 40 repartidas en dicho periodo. En cuanto al coste total, estimo que será de unos 6.500 dólares (unos 5.970 €)”. Preguntado acerca de cuál es el videojuego que más utiliza, Brent responde Principalmente uso el iRacing y el Dirt Rally 2.0. Sin embargo, acabo de ver ese mod de Tokio para Assetto Corsa, así que planeo instalarlo para poder navegar por el Wangan. Ejecuto una serie con el capítulo local de la NASA UTAH sobre iRacing con algunas carreras por semana que se transmiten en mi canal de YouTube”. Una auténtica obra de arte que nos vendría a todos estupendamente durante esta cuarentena y que aquí te dejamos en vídeo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche