Noticia

Compra o una cuota de renting: así empezará el ‘boom’ de los coches para adolescentes

Ampliar

27 de junio, 2022

Con el nuevo permiso B1, jóvenes de hogares de renta alta (2 de cada 10) o trabajando serán los primeros en optar a ellos.

La entrada en vigor del nuevo permiso B1 en España supondrá el pistoletazo de salida para los vehículos llamados L7e, cuadriciclos pesados eléctricos en su mayoría, que podrán ser conducidos por jóvenes de 16 y 17 años. Estos vehículos no son microcoches, sino que tienen prestaciones parecidas a uno convencional y su precio puede rondar los 15.000 euros, por lo que Sumauto, especialista en portales verticales de automoción que integra a RentingCoches, entre otros, apunta al renting con contratos cortos de 2 o 3 años y una cuota sin entrada de entre 150 y 180 euros como su aterrizaje más factible para el mercado español.

De hecho, y con un precio de referencia de 15.110 euros (10.900 con descuentos de lanzamiento, financiación y ayuda del plan MOVES), ya está disponible en España el XEV YOYO, junto a otros modelos ya conocidos como el Renault Twizy o el Citroën Ami, además de abrir la puerta a la llegada de nuevos modelos como el Microclino, Invicta D2S o el Silence 04.

En nuestro país, los hogares de renta alta (2 de cada 10) serán los primeros en llegar a este tipo de vehículos, ya que los padres podrán sufragar el renting de estos vehículos y añadir así una segunda o tercera motorización a la familia, por lo que, además, será importante la disposición de plazas de aparcamiento y puntos de recarga.

Puede que te interese: 5 coches que puedes conducir con el nuevo carnet B1

Otra posibilidad son los jóvenes que se encuentran trabajando, ya que en ese rango de población el 5% es población activa, es decir, trabaja o demanda empleo, para lo cual hay que tener en cuenta una mayor accesibilidad financiera gracias a la subida del salario mínimo interprofesional, lo que asegura unas ganancias mensuales de 1.000 euros.

De hecho, si tenemos en cuenta la renta de los menores de 18 años en nuestro país, se situaba en 2020 en 9.110 euros de media. De este modo, la adquisición directa de uno de estos vehículos obligaría a un desembolso mayúsculo para este nivel de ingresos, pero un renting con una cuota sin entrada de entre 150 y 180 euros supondría una tercera parte, es decir, una inversión totalmente asumible.

¿Qué son los L7e?

Los llamados L7e cuentan con un peso máximo de hasta 400 kg, sin incluir la batería, no pueden superar los 15 kW (20 CV) de potencia ni exceder los 90 km/h de velocidad máxima, lo que les permite, por tanto, circular por autovías, autopistas o carreteras convencionales.

Son, asimismo, vehículos con menos componentes al ser eléctricos y, al no realizar largos trayectos y ceñirse al espacio urbano o al área residencial, su mantenimiento es mínimo. De hecho, es probable que en un contrato de renting ni lleguen a incluir el cambio de neumáticos, sencillamente porque no dará tiempo a que aparezca el desgaste suficiente para el reemplazo.

Sumauto estima que estos vehículos servirán de transición no solo hacia el permiso B2, que permite conducir automóviles de hasta 3.500 kg, sin límite de potencia y hasta 120 km/h de velocidad máxima legal, sino también hacia la movilidad electrificada, ya que el kilómetro cero de estos conductores noveles será ya con el eléctrico, no con un gasolina o diésel.

Según Íñigo Breña, director de RentingCoches.com, “también servirá para acercar a los jóvenes al renting, una modalidad por uso y no por propiedad, que se ajusta a sus necesidades y demandas actuales de consumir y no poseer, aunque incluso para ellos los habituales periodos de renting de 4 años son excesivamente largos, como quedó patente recientemente en el evento MOBS by Sumauto, organizado en torno al renting como consumo de masas el pasado 15 de junio”.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche