Noticia

Compartían matrícula en dos coches para pagar solo un seguro y una ITV

Ampliar

13 de septiembre, 2020

La Policía ha descubierto un fraude en el que dos coches compartían matrícula para unicamente pagar un seguro y pasar sólo una vez la ITV.

En ocasiones, hacemos cosas increíbles por ahorrarnos unos cuantos euros. No nos van a sacar de pobres, pero muchas veces las hacemos para demostrar que somos los más listos y que podemos burlar al que nos cobra y alardear, más tarde, ante el cuñado.

Mismo modelo, misma matrícula: dos coches

Esto es aplicable al caso del que nos hemos enterado hoy. Y es que entre la Policía Nacional y la Policía Local de Burgos han descubierto un fraude de falsedad documental y han detenido a dos hombres y a una mujer como presuntos autores. Y todo gracias a una perspicaz ciudadana que se dio cuenta de toda la trama.

La historia empieza un día que esta vecina de Burgos contempla desde la ventana de su casa como dos vehículos, con los capós abiertos, están en un proceso de carga de batería para arrancar uno de ellos por parte de un hombre y una mujer. Más tarde, llega otra mujer más joven con otro coche y tras un rato, consiguen arrancar el vehículo necesitado y dejan aparcado uno de los tres coches inmiscuidos en la operación mientras que el resto se marcha.

Puede que te interese: VÍDEO| Cómo arrancar el coche con pinzas

La señora, muy observadora, se da cuenta de que el coche que dejaban aparcado tenía la misma matrícula que uno de los que se alejaba y que ambos coches eran exactamente iguales (misma marca y modelo) salvo por el color: uno era azul y el otro granate.

La mujer, extrañada, llama a la Policía Local y les explica lo acontecido. Se personan los agentes para constatar los datos del vehículo estacionado. Más tarde, la vecina vuelve a llamar para avisar de que los mismos individuos de la vez anterior habían vuelto a cambiar un coche por otro. Así que los agentes regresan y verifican que, efectivamente, había otro vehículo que coincidía en modelo y matricula.

Placas de matrícula: las más queridas y las más odiadas

Dos días después, la Policía Nacional localizó el coche granate circulando por Burgos. Los agentes identificaron a ambos ocupantes y comprobaron que la matrícula no se correspondía con el número de bastidor. Ante esta evidencia, el conductor reconoció que el otro coche era de un familiar y que él había adquirido tiempo después el suyo para ahorrarse los gastos del seguro y de la ITV.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche