Noticia

Cómo vender tu coche: 10 consejos para conseguir más dinero

6 fotos

Ampliar

18 de marzo, 2019

¿Ha llegado el momento de decir adiós a tu coche? Pues despídelo de la mejor forma posible, sacando el máximo partido posible a la venta. Sigue estos consejos y conseguirás más dinero al vender tu coche.

Lo compraste con toda la ilusión del mundo, pero por un motivo u otro ha llegado el momento de deshacerse de él… y, lógicamente, quieres que el trago sea «menos amargo». Pues la mejor forma posible es obtener un buen beneficio con la venta del coche.

Vender el coche uno mismo tiene la ventaja de que se puede recuperar más dinero que si se lo entregamos a un compra-venta… Aunque debemos tener claro que tendremos que aguantar llamadas de curiosos, aprender algo de psicología, asumir la garantía obligatoria y hacer algunos «arreglillos», pero suele compensar económicamente.

Siguiendo unos sencillos consejos, te resultará más sencillo hacer atractivo tu coche para los posibles compradores y, así, venderlo más fácilmente. Aquí te damos algunos trucos para que recuperes la mayor cantidad de dinero posible por tu coche usado.

1.- Cómo hacer las fotos para anunciar tu coche usado

Uno de los métodos más eficaces que hay para vender un coche usado es anunciarlo en Internet, en portales como Autocasión. Además de llegar a un mayor número de compradores potenciales, puedes describirlo mejor que en el clásico anuncio clasificado del periódico. Sin embargo, ten en cuenta que encontrarás mucha competencia: probablemente habrá cientos de automóviles como el tuyo, por lo que es vital que tu coche destaque. Lo primero es hacer unas buenas fotos (ya sabes, una imagen vale más que mil palabras). El automóvil debe estar lo más limpio posible, tanto por fuera como por dentro. Hay 5 fotos que son obligadas:

  • Imagen frontal.
  • Imagen trasera.
  • Imagen lateral izquierda.
  • Imagen lateral derecha.
  • Imagen del interior.

Busca un lugar luminoso para hacerlas. Es fundamental que el coche contraste: no pongas de fondo una pared de cemento gris si tu vehículo es del mismo color. El fondo debe ser bonito, pero sin llamar demasiado la atención: recuerda que quieres vender el coche, no la preciosa puesta de sol que hay tras él. Haz las fotos en un lugar plano, no en una pendiente.

Además de estas 5 fotos obligatorias, en Autocasión puedes poner más imágenes. Elige detalles llamativos del coche: si tiene navegador, tapicería de cuero, unas llantas que destacan… Personalmente, me da confianza ver que se añaden fotos del vano motor y del maletero, incluso del hueco de la rueda de repuesto y del estado de los neumáticos.

Sé sincero: si el coche tiene algún golpe o arañazo, hazle una foto e indícalo en el anuncio; eso hará que el comprador vea que no tienes intención de ocultar nada. En ese sentido, una foto del libro de mantenimiento sellado y del cuentakilómetros del coche también suman puntos.

Puede que te interese: Cómo mejorar el aspecto de la pintura

En la descripción, indica el año de matriculación, si eres el único dueño (o cuántos ha tenido), el estado general del vehículo, su equipamiento y los detalles que quieras destacar -como un equipo de audio adicional, ruedas nuevas, etc-.

2.- Mejorar el aspecto interior para vender tu coche

Una limpieza a fondo del coche por un especialista puede costar hasta 300 euros. La verdad es que merece la pena cada euro, ya que es un trabajo duro, pero puedes ahorrártelo si lo haces tú mismo. Probablemente te llevará un día entero y unos 60 euros en productos específicos, pero lo recuperarás con creces en el precio final. Como anécdota te contaré que, en un par de ocasiones, tras ayudar a algún amigo a preparar su vehículo para la venta, al ver el resultado, decidieron quedárselo.

Cómo lavar el coche de forma fácil y barata

Empieza limpiando el interior; es más fácil manchar la pintura sacudiendo unas alfombras que manchar las alfombras lavando el exterior. Lo primero es un buen aspirado: quita todo el polvo, golpea los asientos con la mano para que salgan las migas, etc. de las costuras y relieves del tapizado… Con un cepillo de cerdas suaves (lo ideal es una vieja brocha de afeitar o similar) limpia bien las toberas de aireación y zonas de difícil acceso. Es curioso: un coche con la tapicería limpia, pero las rejillas sucias, tiene un aspecto descuidado.

Cómo limpiar el interior del coche

Para el salpicadero, emplea una toalla vieja humedecida con jabón: a menudo, los sprays «limpia-salpicaderos» dejan un acabado brillante y aceitoso que, personalmente, me espanta…. Una buena limpieza con jabón no es tan brillante, pero indica que el coche ha sido bien cuidado durante su vida, no sólo para venderlo. Es un detalle muy importante prestar atención a los grabados de los mandos. Limpiar bien las palancas de los intermitentes, limpiaparabrisas… y que se vean de forma nítida los dibujos que hay en ellos da la sensación de que el interior es casi nuevo.

También hay que revisar que funciona la iluminación de los interruptores, relojes, las luces de cortesía, etc. Si el coche carece de iluminación, al entrar en él da muy mala impresión; se trata de un «fallo» fácilmente subsanable… y con un coste muy asequible.

Limpia bien y de forma meticulosa los cristales por dentro, así como el espejo interior, los de cortesía, el tablero de instrumentos…

Si tu coche tiene asientos de cuero, es imprescindible que, además de limpiarlos, les apliques una cera hidratante. El cuero cobra volumen al hidratarse, se hace más flexible e incluso desaparecen algunos arañazos, grietas y marcas del uso. Deja el coche aparcado al sol, ya que la crema penetra mejor en el cuero caliente.

Vídeo: Cómo vender tu coche usado

3.- Una carrocería brillante

Llega el turno de preparar lo primero que verá el comprador: la carrocería. Dicen que la primera impresión es lo que queda, así que es vital que su aspecto sea el mejor posible; lávala bien. Si al pasar la mano tiene un tacto áspero, necesitará un «descontaminado» y un pulido. Mi consejo es que primero la descontamines empleando una clay bar; se trata de una especie de plastilina. Te cuento cómo emplearla:

  • Tras secar la carrocería, se pulveriza un producto con jabón que, además de limpiar, facilita el deslizamiento de la clay bar.
  • Pasa la clay bar. Al principio notarás un tacto áspero y que hace ruido. Poco a poco, se deslizará suavemente, indicándonos que ha arrancado toda la contaminación de la pintura.
  • Amasa de vez en cuando la clay bar para que la parte que roza la carrocería siga estando limpia.

Tras descontaminar la pintura, aplica un tratamiento. Lo mejor es emplear varios productos, en tres etapas. El primero es un preparativo que deja la pintura suave y lista para ser pulida. El segundo es un pulido ligero y el tercero, un sellante o cera que aporta el brillo a la pintura.

Ya está casi listo; pasa un trapo húmedo por las gomas de las puertas y umbrales. Por muy limpios que estén el coche y la tapicería, si al abrir las puertas hay telarañas y polvo en las bisagras, la sensación será mala.

Por último, las llantas, que deben estar lo más relucientes posible. Si los tornillos están oxidados, un pincel y pintura plateada los dejarán como nuevos en apenas 5 minutos. Los neumáticos también han de estar limpios, pero, al igual que los salpicaderos, esos acabados brillantes, como barnizados, «cantan» demasiado en los ojos. Las ruedas nuevas son negras y limpias, pero no brillan.

4.- Cuidar los pequeños detalles

Una cosa es que no queramos gastar más dinero en el coche que vamos a vender, y otra intentar venderlo hecho un desastre. Pocas cosas hay que causen peor impresión que una escobilla limpialuneta con la goma colgando (o, directamente, sin ella): si gastas dinero en reponerlas, esta inversión te será devuelta con creces en el precio que podrás pedir por tu vehículo.

Unos faros en mal estado nos puede restar un buen puñado de euros en la venta.

5 fotos

Ampliar

Los faros delanteros de policarbonato son otro detalle que afea mucho el aspecto de un coche. Con el sol y los lavados con rodillos automáticos, se ponen mates y traslúcidos. Hay productos para pulirlos por poco más de 15 euros, pero es un trabajo muy tedioso: por apenas 25 euros hay lugares donde los pulen y los dejan como nuevos.

Cómo pulir los faros del coche

Los anagramas y logotipos son «golosos» para algunos impresentables amigos de lo ajeno. Si te los han robado, busca unos en un desguace para reponerlos. Si no los consigues y nuevos son muy caros, mejor limpia los residuos que hayan quedado como vestigio de su existencia en el pasado.

Las matrículas delanteras suelen estar rotas o arañadas por aparcar contra la pared o bolas de remolque, también se ensucian con los mosquitos… Por poco más de 12 euros puedes poner una placa nueva que cambia por completo el aspecto del coche.

Los tapacubos de las llantas o las tulipas rotas también causan mala impresión. En un desguace puedes conseguirlos en buen estado por un precio muy interesante y el aspecto mejorará mucho.

5.- Motor: ¿limpio o no?

Es un punto controvertido: muchos desaconsejan lavar el motor del coche, porque puede hacer desconfiar al comprador: ¿queremos ocultar fugas de aceite u otras averías? Creo que es vital para causar una buena impresión un vano motor limpio, pero que no brille. Se puede dejar la mecánica con un aspecto perfecto, pero sin que las gomas de los manguitos reluzcan como si fuesen unos zapatos de charol. Una mecánica limpia permite detectar fugas de aceite, comprobar el estado de la goma de los manguitos… y causa buena sensación.

Motor sucio – Motor limpio

5 fotos

Ampliar

Decide tú mismo a la vista de las imágenes de este motor de un Subaru Impreza antes y después de la limpieza. Entre una y otra hay un poco de spray desengrasante de cocina y dos minutos de agua a presión. Con el motor sucio, encendido y templado (no debe estar frío ni muy caliente), pulveriza el desengrasante. Deja actuar un rato, no más de 5 minutos para que no «ataque» las gomas. Luego aclara con agua caliente a presión, con cuidado de no apuntar directamente al alternador, distribuidor, bobina ni caja de fusibles.

No apagues el propulsor en ningún momento y déjalo encendido con el capó abierto para que se seque solo. Si conectas el aire acondicionado para que funcione el electroventilador, estará listo en apenas 5 minutos.

6.- Que lo básico funcione perfectamente

Muchas veces nos deshacemos del coche porque tiene algún fallo que no queremos reparar, y por ello lo ofrecemos a mejor precio. Sin embargo, detalles como una luz fundida o una presión de los neumáticos incorrecta no son excusa.

Si el día que viene el comprador a ver el vehículo no hemos tenido la precaución de comprobar la batería, las luces o si hay una rueda pinchada, podemos echar por tierra la venta. Reposta un poco de combustible, la luz de la reserva encendida causa muy mala impresión. No hace falta llenarlo más de 1/4 de depósito, pero que no se encienda la luz de la reserva.

7.- Guarda las facturas

Algo que causa muy buena impresión y que revaloriza el coche es conservar un historial de mantenimiento. Además del libro de revisiones periódicas del vehículo, está bien guardar las facturas de las reparaciones, cambio de ruedas, etc; eso demostrará que los kilómetros son reales y que hemos sido meticulosos con el mantenimiento.

8.- Sinceridad total a la hora de vender el coche

Es importante ser sinceros y honestos cuando nos pregunten por detalles del coche. Si nos llaman y decimos que está impecable y las ruedas a medio uso, tiene que ser cierto; de lo contrario, cuando el comprador quede con nosotros y vea que los neumáticos apenas aguantarán 4.000 km, que las esquinas están rozadas o que las llantas tienen marcas de bordillazos… se desanimará y se irá sin el vehículo. Debemos ser realistas al describir el estado de nuestro coche. Si hemos reparado golpes, también hay que decirlo. Una aleta y un faro nuevos no son nada grave, pero si negamos haber sufrido un percance y el comprador ve restos de cristales en el maletero, pensará que estamos intentando tapar un accidente grave.

9.- El coche no es un basurero

Quita del coche todo aquello que no sea «suyo». En el maletero no debe haber nada más que el gato, la rueda de repuesto, las herramientas para cambiarla y los triángulos. Los restos de parasoles de cartón, cajas, cartas de publicidad, una manta vieja, bolsas… dan mala imagen.

10.- Puntualidad y palabra con el posible comprador de tu coche

El día que vayas a enseñar el coche, es importante cumplir con el pacto acordado. Una vez más, la primera impresión es importante. Si hemos quedado a las 10.00 en un sitio, debemos estar allí al menos cinco minutos antes, aunque luego sea el comprador el que llegue tarde. Debemos empezar cumpliendo, es básico para crear confianza entre nosotros.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Rubén Fidalgo

    Puede parecer muy complicado todo el proceso de preparar nuestro coche para la venta, pero merece la pena el esfuerzo cuando consigamos un mayor precio por él.

  • iñigo ciordia

    La putada ahora mismo no es que no se mueve apenas el mercado, el 90% de los compradores van a regatear y a sacar la \»ganga\» por 3.000€ ya que con esto de la crisis seguro que te aprieta tenerlo quieto..

  • C3

    Gracias por estos consejos tan acertados. También me ha pasado que al preparar el coche para que dé más ganas de comprarlo, me lo he quedado con otros ojos. Si los mimáramos un poco y no fuéramos caprichosos, nos durarían al menos veinte años. Antiguamente duraban y no porque tuvieran más calidad…

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche