Noticia

¿Cómo transportar los esquís con seguridad en el coche?

Ampliar

09 de febrero, 2015

No sujetar debidamente los esquís o el resto del equipo para la nieve puede convertirse en importante peligro en caso de accidente. Así lo asegura la compañía Allianz tras realizar unos crash test en su centro de tecnológico.

Con la llegada de fuertes nevadas, el esquí se convierte en el deporte rey. Pero llegar a las estaciones de esquí puede resultar especialmente peligroso, no sólo por las condiciones de las carreteras, sino por no haber sujetado debidamente los esquís. Unos esquís mal sujetados en el portaequipajes del techo pueden ser un importante peligro en caso de accidente.

De hecho, en un ‘crash test’, el Centro Tecnológico de Allianz (AZT) simuló una colisión frontal entre un vehículo que viajaba a 50 km/hora y un automóvil parado. El portaequipajes del techo estaba cargado con equipamiento para hacer deporte de invierno (esquís, botas, palos de esquí y bebida), de una manera bastante común: suelto, sin sujetar el material al baúl. A pesar de que sólo pesaba 34 kilos, de los 50 permitidos, durante el accidente todo el contenido salió disparado hacia adelante, los esquís incluso rompieron el portaequipajes y salieron despedidos sin control. Los otros objetos tampoco pudieron ser retenidos en el baúl y volaron por los alrededores.

“Los portaequipajes del techo del coche se utilizan principalmente para transportar objetos voluminosos. Sin embargo, al igual que en el maletero del coche, es absolutamente necesario asegurar también la carga dentro de este espacio. De lo contrario, el resto de usuarios de la carretera estarán en peligro”, explica Melanie Kreutner, analista de accidentes en el AZT.

En un accidente de carretera real, los esquís (cada uno de los cuales pesa unos 5 kilos), habrían roto el parabrisas trasero como una lanza y posiblemente habrían dañado seriamente a los pasajeros. Además, en el ‘crash test’ el portaequipajes del techo también se desató de la baca, porque las correas de sujeción no fueron capaces de resistir la fuerza.

Cómo sujetar el equipaje de manera adecuada

Según explica Allianz, para sujetar de forma correcta los objetos hay que atar la carga con cinturones y amarres o mecanismos de sujeción especiales dentro del baúl. El material voluminoso, como los esquís, o los objetos ligeros, como los cascos, se tienen que transportar (bien atados) en el portaequipaje del techo. Las maletas pesadas o los objetos difíciles de asegurar como las botas han de guardarse en el maletero.

Antes de empaquetar el baúl es absolutamente necesario revisar la carga que permite el techo del coche. El cálculo debe incluir también el peso de la propia caja, así como de la baca. Si el techo acepta un máximo de 75 kilos, y el portaequipajes con la baca pesan 25 kilos, no se debe llevar más de 50 kilos de carga. Hay que seguir exactamente las instrucciones del proveedor cuando se utiliza un portaequipajes en el techo.

Quienes no utilizan este sistema y quieren comprarse uno deben tener en cuenta que tienen que seleccionar un sistema que se sujete a la perfección con las barras que estén colocadas en el techo. La caja debe contener fijaciones preferiblemente de metal, ya que el plástico se vuelve quebradizo en invierno.

Antes de partir, hay que volver a revisar la presión de los neumáticos con el coche cargado. También es importante tener en cuenta que el manejo del coche cambia cuando se lleva un portaequipajes en el techo. Los conductores notan que el vehículo es más inestable, especialmente al tomar una curva y frenar.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche