Noticia

¿Cómo será el taller del futuro?

4 fotos

Ampliar

12 de septiembre, 2018

Ante el cambio de paradigma que está viviendo el sector del automóvil, con nuevas tecnologías y combustibles alternativos, las averías y reparaciones también están cambiando. Por lo tanto, los talleres tendrán que adaptarse ¿Cómo lo harán?

La evolución sufrida en el mundo de la automoción durante los últimos años es brutal, y es que, según los expertos, los coches van a cambiar en la próxima década más que en los últimos cincuenta años. La tecnología está avanzando a pasos agigantados y conceptos como la hibridación, la electrificación o la conducción autónomo están cambiando el paradigma de movilidad.

Te puede interesar: 5 pistas para reconocer un taller ilegal

De manera paralela a la evolución del automóvil, su mantenimiento también evoluciona, por lo que los talleres se están viendo obligados a profesionalizarse mucho más, teniendo que integrar las últimas tecnologías si quieren mantenerse en la pomada.

Ya conocemos nuevos conceptos, como por ejemplo los conjuntos de piezas optimizados para trabajar juntas, con un único embalaje y con calidad de equipamiento original. En el futuro, podremos encontrar las llamadas “piezas conectadas”, pasando por la realidad aumentada.

Los talleres utilizarán las nuevas tecnologías para diagnosticar un coche

4 fotos

Ampliar

Las nuevas tecnologías se están integrando en los talleres

Las redes digitales ya han invadido todos los campos, y como no podía ser de otra manera, también lo ha hecho en los talleres. El llamado “Internet de las cosas” está llegando también a los componentes mecánicos, por lo que todo indica a una misma dirección: las propias piezas podrán recabar y compartir datos por ellas mismas.

Gracias a estas tecnologías, no nos resultará extraño que nuestro coche pida cita en el taller de manera autónoma en el momento que detecte que alguna de sus piezas está llegando al final de su vida útil. De la misma manera, los talleres podrán conocer si se trata de un desgaste normal o de algo extraño basándose en la información de otros modelos similares y de la proporcionada por el fabricante de piezas.

Los coches podrán comunicarse directamente con los talleres en caso de que haya un elemento que esté fallando

4 fotos

Ampliar

Esta tecnología que parece sacada de la película “Yo Robot” no está tan lejos como pensamos. De hecho, el nuevo Audi Q7 es capaz de enviar información a una nube para compartirla con otros vehículos: en caso de que el coche pase por un socavón en la carretera, advierte de manera autónoma a otros vehículos que van a pasar por ese punto pudiendo llamar incluso a los servicios de emergencia o de mantenimiento.

La realidad aumentada también formará parte de los talleres con el objetivo de mejorar la calidad, la duración y la precisión de las reparaciones. La compañía Schaeffler ha desarrollado unas gafas de realidad virtual mediante las cuales el mecánico podrá ver, por ejemplo, cual es el par de apriete idóneo a la hora de ajustar una tuerca.

Los talleres del futuro deben adaptarse a las nuevas tecnologías

4 fotos

Ampliar

Según las previsiones, en el año 2030, casi el 30% de los vehículos que circulen por las carreteras van a ser completamente eléctricos, un 40% serán híbridos y el 30% restante será de vehículos propulsados únicamente con motores de propulsión. Por tanto, los talleres independientes tendrán que adaptarse a estas nuevas tecnologías sin dejar de prestar atención a aspectos puramente mecánicos de los automóviles (que también seguirán presentes).

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • jordi gonzalez cuartielles

    hola tengo un taller de electromecanica y por lo que estoy viendo el taller tiene los dias contados primero un taller no puede estar invirtiendo constantemente en tecnologia porque los coches van hair a la marca por la extension de garantias que estan dando ami ya me a pillado con la faena hecha la incognita va a ser para las nuevos chavales esta es mi opinion

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche