¿Cómo se mide el confort de un coche?

¿Cómo se mide el confort de un coche?

21 diciembre, 2017

El Instituto de Biomecánica de Valencia está finalizando un proyecto por el que podrá valorar el nivel exacto y objetivo de confort de un producto cualquiera. También, por supuesto, el de un coche. ¿Quieres saber de qué se trata?

De forma general, todos sabemos apreciar qué es confortable y qué no lo es. Nuestras sensaciones nos hacen inclinar más hacia uno u otro lado cuando entramos en contacto con algún objeto, dependiendo de sus cualidades, material, composición… Pero, al igual que otros aspectos como la belleza, este concepto puede llegar a ser en gran medida subjetivo. Lo que a ti te parece incómodo por tus condiciones, a mí me puede parecer algo más grato por las mías. Y viceversa.

No obstante, para atinar más concretamente en la medida del confort, el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) está terminando el proyecto Mes_Confort por el que desarrolla y pone a punto metodologías integradas de evaluación del confort percibido. Esto, además de para el sector del automóvil, será útil para otros como el textil, el calzado, etc.

Escalas de valoración: ¿más o menos confortable?

Según el director de Innovación en Automoción y Medios de Transporte, José Solaz, gracias a este proyecto han desarrollado e integrado en la metodología una base de datos de confort, un modelo de disconfort y procedimientos de evaluación del confort del producto en entorno de uso. “La base de datos desarrollada es un instrumento que permite guiar el proceso de desarrollo de producto, identificando aquellos factores que son relevantes para el usuario al evaluar los niveles de confort de un producto”, dice.

Ese modelo de cierto “malestar” o disconfort del que habla Solaz se ha basado en magnitudes medibles que se producen en la interacción usuario-producto y que permiten hacer una estimación del comportamiento de ese producto con datos objetivos.

En cualquier caso, los procedimientos para medir el confort de un coche serán protocolos de valoración experimental en condiciones controladas que incluirán el nivel de contextualización requerido por cada producto, la participación de usuarios con el perfil apropiado y las técnicas adecuadas para el registro de la respuesta subjetiva del cliente.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba