Cómo mantener el coche en invierno

20 marzo, 2018 por

Las llamadas de emergencia a las principales empresas de asistencia en carretera se disparan en invierno. Y es que con la bajada de las temperaturas, las posibilidades de sufrir un percance se multiplican. Estos problemas muchas veces provienen de un mantenimiento inadecuado del automóvil. ¿Quieres saber cómo evitarte disgustos? Sigue leyendo…

Cómo mantener el coche en invierno2

Cualquier coche moderno bien mantenido debería estar en perfectas condiciones para afrontar un viaje con una meteorología adversa. Pero no te confíes. Si está cercana la fecha de revisión, llévalo al taller y avisa de que vas a viajar próximamente. Aunque el vehículo esté recién examinado, antes de partir dedícale unos minutos para chequear el estado de los elementos más expuestos en invierno.

¿Cómo mantener el coche en invierno? Sigue estos consejos:

  • Ten al día las revisiones periódicas indicadas por el fabricante.
  • Antes de emprender un viaje, presta especial atención a los niveles de aceite (con el frío, se hace más denso), líquido refrigerante (no lo completes con agua, ya que podría congelarse), frenos, dirección asistida y combustible. No está de más que un mecánico compruebe el fluido de la caja de cambios.
  • Llena los depósitos del líquido limpiacristales. Para evitar que se congele, mézclalo con unas gotas de alcohol de farmacia y no emplees agua para rellenarlo.

Puede que te interese: ¿Se puede usar lavavajillas en el limpiaparabrisas del coche?

  • Echa un vistazo a los limpiaparabrisas y cámbialos si no están en buen estado.
  • No olvides comprobar que trabajan perfectamente amortiguadores (si están en mal estado, se alargará la distancia de frenado y perderás agarre en las curvas) y filtros.

Reportaje: El peligro de circular con los amortiguadores gastados

  • Chequea el estado de la batería: si no está bien cargada o presenta la más mínima anomalía, no arriesgues y cámbiala por una nueva. Vigila el alternador que la alimenta y el nivel de los vasos; rellénalos con agua destilada si es necesario.
  • Examina el funcionamiento de los faros, intermitentes y pilotos. Límpialos, y también todas las ventanas, tanto por dentro como por fuera.
  • Los frenos deben tener las pastillas y zapatas en buen estado. No pongas el freno de mano ante heladas fuertes, ya que las pastillas pueden quedarse pegadas a los discos.
  • Igualmente importante es prestar una atención especial a la alineación de los neumáticos (se debe valorar la posibilidad de montar unos de invierno).
  • Las presiones en las ruedas deben ser las indicadas por el fabricante, también en la de repuesto. Si llevas menos de lo señalado, tendrás problemas para controlar el vehículo, mientras que si llevas más aire del recomendado, el comportamiento del coche en las carreteras con hielo será una lotería.

Vídeo: Efectos de una presión inadecuada en los neumáticos

  • El dibujo de la cubierta debe tener un mínimo de 1,6 mm de profundidad; aunque en invierno es mejor que no baje de 3 mm. No deben presentar bultos, ni grietas.
  • Revisa los sistemas de climatización, refrigeración y calefacción; comprueba que ésta funciona perfectamente y que no hay ningún atasco en las salidas de ventilación, sobre todo en las que sirven para eliminar el vaho. La temperatura en el interior del habitáculo no debería sobrepasar los 23º.
  • También de sentido común es leer con atención el manual de instrucciones del vehículo.
  • Para aprender a revisar el nivel del aceite, del líquido de frenos y la presión de los neumáticos, además de saber cómo funcionan las cubiertas de invierno, echa un vistazo a los vídeos que te proponemos en los enlaces.

¡No te pierdas el especial Cómo conducir en invierno!

Te puede interesar...

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba