Cómo evitar problemas al vender un coche con kilometraje desconocido

Cómo evitar problemas al vender un coche con kilometraje desconocido

Según Ganvam, el vendedor debe informar al comprador y hacerle firmar un papel en el que se confirme que el cliente conoce la situación del vehículo.

Las empresas de compraventa se encuentran coches en todos los estados posibles: con alguna pieza de otro vehículo, con errores camuflados,… Pero algunos llegan sin kilometraje. ¿Estos vehículos pueden circular? Sí, pero estas compañías tienen que ser honestas con sus clientes y contarles lo sucedido.

Una de las dudas más frecuentes entre los vendedores surge a la hora de volver a poner en circulación un vehículo en estas condiciones, ya que suele ser una de las reclamaciones más comunes entre los clientes.

Ganvam recuerda que la garantía de esta clase de vehículos gira en torno a la información que se le haya dado al consumidor, por lo que si el comprador conoce las circunstancias del vehículo, no hay reclamación posible. El brete llega cuando esa información no se le da al cliente y este reclama; en esos casos, tiene razón.

Por tanto, hay que informar al cliente aunque no sea atractivo decir, por ejemplo, que el coche ha sufrido un cambio de motor debido a un accidente previo y por eso no se sabe el kilometraje exacto. Después, el cliente debe firmar un documento para exonerar de responsabilidad del vendedor para evitar conflictos innecesarios.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba