Noticia

Cómo evitar el peligroso efecto acordeón en la carretera

Ampliar

14 de julio, 2021

Te contamos los peligros del efecto acordeón y la manera en la que puedes evitar sus perniciosos efectos en la conducción.

Ya estamos en plena operación verano y con ello aumentan significativamente los desplazamientos de coches buscando las ansiadas jornadas de descanso. Y este año, da la sensación de que las ganas de viajar en automóvil se multiplican: la gente necesita moverse tras unos meses durísimos de pandemia y el coche privado parece el medio de locomoción más seguro para los desplazamientos.

En este panorama, la Dirección General de Tráfico (DGT) redobla los mensajes de prudencia a los conductores y en ese intento ha recordado los peligros del llamado efecto acordeón. Pero, ¿de qué está hablando el organismo público cuando se refiere a este fenómeno?

Más posibilidades de sufrir un accidente

El efecto acordeón se da cuando un conductor reduce la velocidad de su coche de forma drástica y repentina lo que hace que el resto de los conductores lo hagan también de manera consecutiva. Esto puede hacer que se ralentice la circulación como agilizarla si el coche que va a la cabeza aumenta la velocidad de su coche. Cuando la circulación se agiliza, aumenta la velocidad de los coches y como consecuencia, la separación entre estos, con ello se produce un efecto parecido al de un acordeón cuando se toca.

 Los radares pusieron más de 2,4 millones de multas en 2020

El efecto acordeón, aparte de retenciones, puede llegar a producir colisiones si no se está suficientemente atento a la conducción y no se mantiene una adecuada y desahogada distancia de seguridad con el vehículo que nos precede. Eso evitará que nuestro vehículo frene de manera brusca y hará que ese llamado efecto acordeón no se produzca o su peligrosidad sea menor.

Otra de las consecuencias más habituales de este efecto acordeón afecta a nuestro coche. Y es que diversos elementos de nuestro vehículo sufren, sobre todo los frenos o la dirección, lo que conlleva más posibilidades de que tengamos que visitar el taller por desgaste o avería antes de lo que querríamos.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche