Noticia

Cómo convertir las viñas en biocombustible

Ampliar

02 de septiembre, 2015

Una nueva manera de crear biocombustible ya es posible gracias a la investigación que se está llevando a cabo en una universidad de Australia. Una manera original de fabricar biocombustible, más fácil y más barata que nunca.

Los investigadores del medio ambiente ya han desarrollado varias fórmulas para la producción de combustible mediante la biomasa y los residuos de algunos materiales. Sin embargo, la universidad de Adelaida, en Australia, ha iniciado una nueva investigación que posibilita la fabricación de biocombustible gracias a la industria del vino.

Esta investigación se está llevando a cabo por el estudiante de la escuela de Agricultura, Alimentación y Vino Kendall Corbin, quien ha comenzado a analizar en profundidad la composición de la uva y de sus restos, como la piel, las semillas y el tallo.

Restos de la uva convertidos en biocombustible

1 fotos

Ampliar

Indagando en las propiedades de esta fruta, Corbin ha descubierto que la uva sirve para algo más que hacer vino o una dieta sana. Sus cualidades hacen que además sea capaz de fabricar biocombustible, ya que, en seco, entre el 31 y el 54 por ciento de sus residuos son carbohidratos.

Cómo se lleva a cabo el proceso

Corbin descubrió también que, tratando previamente los restos de las uvas con ácido y enzimas,  se aumenta su eficiencia y se consigue que con una tonelada de residuos de uva se creen 400 litros de bioetanol. Sin embargo, el tratamiento previo no es necesario, porque tan solo con la cantidad de carbohidratos que se encuentran en los restos se podría producir hasta un total de 270 litros por tonelada a través de su fermentación; el resto se podría emplear incluso como fertilizante o alimento para los animales.

Según ha declarado Kendall Corbin: “Procesar los restos de la uva es simple y barato y los tipos de carbohidratos que contiene son fáciles de fermentar”.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche