13 consejos para conducir con nieve

12 abril, 2018 por

Ha llegado la primavera, pero las bajas temperaturas y la nieve se mantienen todavía en muchos puntos de la geografía española. Si te encuentras en alguno de esos puntos o vas a pasar con el coche por alguno de ellos, estos 10 consejos para conducir con nieve te ayudarán a evitar problemas.

13 consejos para conducir con nieve1

La nieve continua y, si eres conductor, no sólo tienes que preocuparte de la ropa de abrigo. Recuerda que la carretera cambia y las reacciones de tu coche con meteorología adversa, también. Ten en cuenta que, según la situación, la distancia de frenado aumenta, por lo que tienes que vigilar otra distancia, la de seguridad, y la velocidad.

Cómo conducir con nieve

Planea tu ruta sobre autopistas o carreteras concurridas, en lugar de emplear “atajos” o vías secundarias; es más probable que estas últimas no hayan sido tratadas con sal o que no haya pasado aún una máquina quitanieves.

Cómo saber el estado de las carreteras

– Limpia el parabrisas y las ventanillas, asegúrate de que tienes una visibilidad correcta y quita también la nieve del techo, con el fin de que no caiga de nuevo sobre el cristal cuando estés circulando.

– Enciende las luces, aunque sea de día.

Cuándo debemos enceder las luces del coche

– Arranca y pisa el acelerador suavemente para no deslizar.

– No apures las marchas, circula siempre en la relación más larga que puedas y con precaución, para que las ruedas motrices traccionen.

– Ante un sobreviraje -la zaga patina, más común en coches de propulsión trasera- haz un contravolante (gira en el mismo sentido en el que se insinúa la trasera) para evitar un trompo y acelera levemente para recuperar la trayectoria.

– En caso de subviraje -el coche se va de morro, normalmente en coches con tracción delantera- tienes que soltar el acelerador y abrir el giro del volante, mientras pisas con mimo el freno.

– Usa el freno sólo si no puedes “salir del problema” empleando sólo la dirección.

Qué debes llevar en el coche en invierno

– Dobla o triplica la distancia de seguridad respecto al coche que circula por delante de ti, así no tendrás que confiar únicamente en el equipo de frenos para detener el coche en una distancia corta: sencillamente, ¡eso no ocurrirá sobre la nieve!

– Utiliza únicamente las relaciones más cortas del cambio -freno motor- para bajar pendientes.

– Para no bloquear las ruedas cuando frenes, emplea una marcha menos de la que usarías normalmente, deja que baje la velocidad y dosifica la fuerza suavemente sobre el pedal.

Y, si necesitas asistencia…

– Ten en mente el camino o la carretera en la que estás -también para esto te será útil planificar la ruta con antelación-; si tienes que llamar a los servicios de emergencia, deberás comunicarles tu localización.

– Si es posible, deja el vehículo en un lugar seguro, lejos del tráfico y aléjate del coche; ten en cuenta que si has perdido el control del automóvil en un punto especialmente complicado, a otro conductor podría pasarle lo mismo y chocaría contra ti. Siempre debes sopesar el riesgo de colisión y de hipotermia.

Vídeo: cómo conducir en nieve

¡No te pierdas el especial Cómo conducir en invierno!

Te puede interesar...

3 Comentarios

Laura 27 noviembre, 2012

Hola, enhorabuena por el post es perfecto para estas fechas. También he visto este post que creo que os resultará interesante ya que también habla sobre el tema.

http://www.llegarasmejor.com/consejos-para-conducir-con-nieve/

Javier 5 febrero, 2018

Podrías incluir un consejo sobre el esp.. cuando utilizarlo y cuando no. Utilización con nieve profunda y cadenas

Rubén Fidalgo 5 febrero, 2018

Buen apunte Javier, lo tendremos en cuenta, aunque en la actualidad hay pocos coches en los que se pueda desconectar el ESP. En la mayoría sólo se puede desactivar el control de tracción pero no el de estabilidad. UN saludo y gracias por el consejo.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba